Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una multitudinaria marcha toma Barcelona al grito de 'Cataluña, nuevo Estado de Europa'

La Guardia Urbana cifra en un millón y medio los asistentes a la manifestación

La Delegación del Gobierno fija la participación en 600.000 personas

Los servicios médicos han atendido de diversar heridas leves a 31 personas

Unos 10.000 catalanes llenan la Ciutadella en el acto institucional

Mas sostiene que sin el pacto fiscal, "el camino hacia la libertad está abierto"

Sánchez-Camacho se plantea romper con CiU tras su discurso "independentista"

La Asamblea Nacional convoca una manifestación avalada por todos los soberanistas

PP, PSOE y C's, las únicas formaciones ausentes en la marcha

Rajoy ha advertido de que España "no está para algarabías"

Cataluña celebra su Diada más independentista. La manifestación convocada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha comenzado a caminar por las calles de Barcelona bajo el lema 'Cataluña, nuevo estado de Europa'. La Guardia Urbana de Barcelona y el Ayuntamiento cifran en un millón y medio los asistentes a la marcha, mientras que la Delegación del Gobierno central en Catalunya rebaja la participación hasta los 600.000 manifestantes. Durante el recorrido, 31 personas han sido atendidas por el personal sanitario. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su primera entrevista en televisión desde que ocupa la Moncloa, lo ha dejado claro: España "no está para algarabías". Sin embargo, el president de la Generalitat insiste en que sin el pacto fiscal, "el camino de Cataluña hacia la libertad está abierto". El primer acto de celebración, antes de la marcha, ha sido la ofrenda floral en el momumento de Rafael Casanovas, donde se han dado cita unos 10.000 catalanes según el Ejecutivo autonómico.
Hasta este año, los diferentes partidos y organizaciones independentistas se concentraban en la Plaza Urquinaona de la capital catalana, pero cada uno avanzaba por la ciudad de forma separada y con lemas distintos. En esta ocasión, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha logrado convocar una manifestación avalada por todos los sectores soberanistas y bajo una misma pancarta: 'Cataluña, nuevo Estado de Europa'.
La cabecera de la histórica marcha, que ha tenido que trasladarse a la confluencia de Pau Claris con Casp por el colapso en paseo de Gràcia con Gran Via, ha empezado a andar muy lentamente a las seis de la tarde.
Entre los cánticos que se escuchan destacan fragmentos de 'L'Estaca', de Lluís Llach --que está en la cabecera--; 'Què volen aquesta gent?', de Maria del Mar Bonet, y el Himne dels Segadors.
Entre las pancartas, que reclaman el derecho a decidir de Cataluña, se encuentran lemas escritos en castellano --como 'España, este expolio es genocida' y 'Vuestro odio es nuestro adiós'--, inglés --'Yes we can' y 'Catalonia is not Spain' son de los más repetidos-- y alemán, así como banderas europeas y del FC Barcelona.
También se pueden ver pancartas contra el líder de Unió, Josep Antoni Duran, reclamos al presidente de la Generalitat, Artur Mas, para que "plante a España", augurios como 'El próximo recorte será la independencia' y muchos manifestantes que hablan en castellano.
Un millón y medio de manifestantes han copado las calles de la capital catalana, según las primeras cifras ofrecidas por la Guardia Urbana de Barcelona y el Ayuntamiento. Sin embargo, la Delegación del Gobierno central en Catalunya ha cifrado en 600.000 personas los participantes.
A la marcha ha acudido una amplia representación de políticos y de la sociedad civil catalana, entre ellos, el expresidente Jordi Pujol; los expresidentes del Parlament, Joan Rigol y Ernest Benach; además de una delegación de CiU entre la que figuraban la vicepresidenta Joana Ortega; la esposa de Artur Mas, Helena Rakosnik; varios consejeros de la Generalitat, y el presidente de la Diputación de Lleida, Joan Reñé, entre otros.
También han asistido representantes de ICV y ERC, además de miembros del ala catalanista del PSC, como Ernest Maragall, Montserrat Tura, Marina Geli y el alcalde de *Lérida Àngel Ros.
Durante el recorrido de la manifestación, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha atendido a 31 personas,  todas de carácter leve, según ha informado en un comunicado.
Acto institucional en la Ciutadella
Antes de la marcha, unos 10.000 ciudadanos han acudido al acto institucional de la Diada celebrado a mediodía en el parque de la Ciutadella de Barcelona, según cifras de la Generalitat.
Junto al escenario, muchas personalidades, encabezadas por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y la del Parlamento, Nuria de Gispert, con todos sus predecesores vivos excepto Pasqual Maragall, a quien la presentadora ha enviado un saludo al final del acto.
En ese momento han subido al escenario Mas, De Gispert y sus antecesores para presidir el himno catalán, al que le ha seguido el grito 'Independencia' desde el público, que es quien ha culminado así el acto.
Mas y el pacto fiscal
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado en el acto institucional que si el Gobierno central no concede a la comunidad catalana el pacto fiscal, "el camino de Cataluña hacia la libertad está abierto".
Lo ha al ser preguntado por el corresponsal en España de la BBC sobre cuál es su estrategia para Cataluña. En inglés, Mas ha indicado que Cataluña reivindica el dinero que "produce", recalcando que lo que ahora es necesario es que Cataluña tenga las herramientas que necesita para combatir la crisis económica.
Luego, en castellano, ha indicado que tras esta Diada, España debe "tomar nota y escuchar bien y con atención" lo que es un clamor de la sociedad catalana, respetarlo y no ridiculizarlo, y si hay esta actitud, quizás entonces podrá Cataluña ser respetada.
Mas ha evitado referirse a las palabras de este lunes del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que en su primera entrevista en televisión desde que ocupa la Moncloa ha dejado claro que España "no está para algarabías".
Gispert ha afirmado que la Diada de hoy es "aún más histórica" que las anteriores. Ha insistido en que todas las Diadas son jornadas reivindicativas, y que es muy importante la unión de Cataluña para defender sus "derechos y libertades".
Sánchez-Camacho y sus diferencias con Mas
La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha acentuado sus diferencias con el Gobierno de Artur Mas, y se plantea romper con CiU tras el discurso "independentista" que hizo el mandatario catalán el lunes.
"Para Mas, lo más importante es la soberanía fiscal" y no la crisis económica, estrategia de la que discrepa frontalmente, ha asegurado este martes Camacho, en declaraciones a los periodistas, antes de participar en el acto institucional del Gobierno y del Parlamento catalanes en el parque de la Ciutadella