Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Romeva dice que las líneas rojas se ponen "al servicio del acuerdo" con la CUP

Raül RomevaJunts pel Si

El número uno de Junts pel Sí, Raül Romeva, ha asegurado que a pesar de las diferencias que les separan con la CUP, "cuando lo más importante es el acuerdo, las líneas rojas se ponen al servicio del acuerdo". Romeva ha reconocido que las diferencias con el partido que lidera Antonio Baños son "abismales en muchos casos, pero en estos momentos no son el problema".

En una entrevista en Catalunya Ràdio, recogida por Europa Press, ha reaccionado así a las declaraciones del conseller de Empresa y Empleo en funciones, Felip Puig, que afirma que los modelos de la CUP y Junts pel Sí son en algunos aspectos incompatibles y hay líneas rojas que no se deberían cruzar.
En ese sentido, Romeva ha reconocido que las diferencias con el partido que lidera Antonio Baños son "abismales en muchos casos, pero en estos momentos no son el problema".
El exeurodiputado ha dicho no saber "cuáles son las líneas rojas de las que hablaba Felip Puig", y ha pedido poner de manifiesto los puntos que les unen y no los que les separan.
"Estamos claramente de acuerdo en que hay que iniciar el mandato con un plan de choque social indispensable", ha subrayado.
Ha descartado que la imposibilidad de llegar a un acuerdo para votar al nuevo presidente de la Generalitat provoque otras convocatoria de elecciones en Cataluña: "No trabajo con este escenario", ha apuntado.
Romeva ha asegurado que no están esperando a las elecciones generales del 20 de diciembre para llegar a un acuerdo: "No responde a la realidad. Tenemos un mandato para hacer un Estado".
En ese sentido, ha declarado que tienen la voluntad de que el proceso "sea lo más rápido posible, y si no hace falta llegar a los 18 meses", se hará antes.
Sobre la propuesta de ERC de que la número dos de Junts pel Sí, Carme Forcadell, presida el Parlament, ha asegurado que "su nombre genera grandes consensos" y ha demostrado tener capacidades incuestionables, ha opinado.