Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá cree preocupante lo dicho por Salvadó y recuerda que ya investigan fiscal y Protección de Datos

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha calificado de "preocupante" lo manifestado por el secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó, sobre la creación de una base ilegal de datos fiscales de los catalanes y ha recordado que el asunto ya está siendo investigado no sólo por la Fiscalía en el aspecto penal, sino también por la propia Agencia catalana de Protección de Datos.
"Si esto es así hay que estudiar un aspecto administrativo y un aspecto penal", ha indicado, tras recordar que el Ministerio Público ya anunció el pasado viernes que va a investigar la veracidad de las declaraciones que realizo sobre este asunto el ya exsenador de ERC Santiago Vidal.
"Tengamos en cuenta que estas declaraciones las ha hecho una persona que era senador y es juez, no las hecho cualquiera sino una persona que conoce aspectos del derecho y jurídicos y es preocupante que exista esa información", ha añadido el titular de Justicia.
Catalá, que ha realizado estas declaraciones al inicio del II encuentro con la Asociación de Profesionales de Cumplimiento Normativo, celebrada en Madrid, ha recordado que gracias al control que ya ha venido realizando tanto la agencia española de Protección de Datos como la catalana ya se han producido sanciones a la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y a la entidad Òmnium que han sido recientemente confirmadas por la Audiencia Nacional.
SANCIONES YA CONFIRMADAS
Ambas sanciones se han producido por no respetar ambas entidades la Ley de Protección de Datos. "Esto quiere decir que hay precedentes -ha añadido Catalá-. Y si hay declaraciones de responsables y hay precedentes todo esto revela la importancia y la preocupación que tenemos por asegurar que los derechos de los catalanes se estén respetando y no se incumpla el Código Penal ni la ley de protección de datos".
El Gobierno se mantendrá a la espera de lo que señalen las dos investigaciones abiertas y, en palabras de Catalá, está convencido de que "lo que quieren los ciudadanos, los catalanes y y en general todos los españoles es tener seguridad de que las instituciones, los responsables públicos, los políticos, cumplen la ley y que igual que no se pueden incumplir las sentencias del Tribunal Constitucional tampoco se pueden incumplir las leyes ni en materia de protección de datos ni en materia penal".
Finalmente, el ministro de Justicia ha mostrado su convencimiento de que en ningún caso es posible que se lleve a cabo el denominado 'proceso de desconexión' y que quien habla de ello lo hace "a efectos de calentar un debate político", si bien no existen instrumentos en nuestro Estado de Derecho para que una parte del territorio se desvincule del resto de España". "Por lo tanto yo creo que eso no va a suceder", ha puntualizado.