Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá, sobre el Yak 42: No hay que pedir perdón por culpa, "pero sí, tal vez, por no haberlos atendido adecuadamente"

Afirma que Trillo "ha sufrido mucho" y dice que su plan de volver al Consejo de Estado es distinto a cuando Soria aspiró al Banco Mundial
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha insistido este miércoles en que el Gobierno no debe pedir perdón "por culpabilidad" en el accidente del Yak 42, en el que murieron 62 militares en mayo de 2003, pero ha añadido que "sí, tal vez, por no haber atendido adecuadamente" a los familiares de las víctimas.
En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Catalá ha señalado que tal vez se explicó mal cuando afirmó que el Gobierno no debe pedir perdón porque no hay culpa, aunque ha insistido en su argumento de que pedir perdón "está asociado al reconocimiento de culpa y aquí no ha habido culpa". "En ese sentido, no hay que pedir perdón porque no hay culpa, pero estar cercano a las víctimas, con reconocimiento y afecto, eso todo", ha añadido.
De hecho, ha subrayado que si las familias de las víctimas consideran que no han sido atendidas adecuadamente, tienen razón, puesto que ellas lo sienten así, de manera que eso "hay que corregirlo y mejorarlo".
Después de que la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se haya reunido con las víctimas y haya asumido el informe del Consejo de Estado que habla de "responsabilidad patrimonial" del Estado, Catalá ha explicado que hay que distinguir entre la responsabilidad penal, la civil y la admnistrativa.
Las dos primeras, ha recordado, ya se dilucidaron en los tribunales "y en sentencias que dijeron que no había responsabilidad". Sin embargo, quedaba la administrativa y es ahí donde se ha pronunciado el Consejo de Estado que el Gobierno hace suyo.
Así, ha explicado que hay "una responsabilidad por el funcionamiento de los servicios públicos", sea un funcionamiento normal o anormal. "Se genera un daño y hay que responder por ello pero es distinto del concepto de culpa. Aquí no hay culpa pero sí hay una responsabilidad porque hubo un daño, fue una tragedia y eso no se compensa de ninguna manera", ha dicho.
Catalá ha recordado también que el Consejo de Estado ha puesto de manifiesto que la responsabilidad ya fue satisfecha económicamente, y que los propios familiares han dejado claro que no quieren dinero, "sino reconocimiento moral" y que se "esclarezca toda la verdad", y eso es lo que hará el Gobierno. También ha defendido que el Ejecutivo siempre ha estado cerca de todas las víctimas y ha puesto como ejemplo las del terrorismo, las víctimas de delitos y las de tráfico.
CRITICA A BONO Y DEFIENDE A TRILLO
Por otro lado, ha criticado al exministro de Defensa socialista José Bono por "llamarse a escándalo ahora" en lugar de "haber denunciado en su momento que faltaban papeles". Con todo, ha asegurado que el Gobierno actual seguirá buscando esos documentos y no dejará que parezca que quieren "echar tierra encima".
Por último, ha defendido el derecho de Federico Trillo, ministro de Defensa cuando tuvo lugar el accidente, a volver a su puesto de funcionario --letrado-- en el Consejo de Estado, puesto que "no ha sido condenado por nada, no ha perdido la condición de funcionario".
Por eso, cree que es "sacar las cosas un poco de quicio" y "añadirle una penalidad adicional" a alguien que "ha sufrido mucho" y ha "trabajado mucho" en este asunto. "Hacerle aparecer como una persona que no es digna ni de volver a trabajar me parece desproporcionado", ha remachado.
Catalá ha distinguido este caso del de José Manuel Soria, también exministro, que renunció a aspirar a un puesto en el Banco Mundial tras haber dimitido de su cartera por no saber explicar su presencia en los 'papeles de Panamá'. Soria, ha argumentado, "había concurrido a un puesto singular" pero también habría estado en su derecho si hubiera pedido ocupar su puesto de funcionario.