Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Infanta: "No fui un escudo fiscal en Aizoon, de ser así nunca lo hubiera aceptado"

Durante el juicio del caso Nóos, la Infanta Cristina ha negado que el motivo por el que fue nombrada socia en Aizoon junto a su marido, Iñaki Urdangarin, no pasaba por ser un "escudo fiscal" frente a Hacienda y de este modo evitar posibles inspecciones de la Agencia Tributaria. "De ser así, nunca lo hubiera aceptado", ha remarcado. También ha añadido que "no tenía firma ni poderes" en Aizoon, así como tampoco podía acceder al saldo de las cuentas de la sociedad y "nunca" ha conocido los ingresos o gastos de ésta. La declaración de la Infanta Cristina ha concluido después de que se haya prolongado durante alrededor de una hora y de que únicamente haya contestado a las preguntas que le ha formulado su letrado, Pablo Molins.

De hecho, durante su declaración ante el tribunal que juzga el caso Nóos, la acusada ha aseverado que, en su situación, la entidad estaba sometida a un "mayor control y fiscalización".
Asimismo, ha apuntado que era Urdangarin quien adoptaba las decisiones en Aizoon, "siempre asesorado por su asesor fiscal".
Así lo ha asegurado durante el interrogatorio formulado por su letrado Pablo Molins, donde la Infanta también ha explicado, tal y como ha hecho su marido, Iñaki Urdangarin, que si firmó el contrato de arrendamiento del despacho de la sociedad se debió a una "equivocación".
"Mi marido ha aclarado que debió ser una equivocación, no puedo firmar en representacioón de Aizoon". "Yo no puedo firmar en nombre de Aizoon", ha añadido antes de apuntar que ha conocido este "error" a raíz del actual proceso judicial.
Al ser preguntada por su letrado, Pablo Molins, por las personas en las que confiaba, la Infanta le ha contestado si se refería a en quién confiaba entonces o a en quién lo hace ahora.
Ha explicado que "por supuesto" lo hacía en su marido, en el secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga; en el asesor fiscal de la Casa Real, Federico Rubio; así como en sus compañeros de trabajo y "en temas jurídicos en José Manuel Romero". Además, ha añadido que entonces también confiaba en el asesor fiscal de su marido, Miguel Tejeiro, pero que "ahora no".
Por otro lado, la Infanta ha explicado que la actividad de Aizoon consistía en las "actividades profesionales de mi marido, en asesoramiento y consultoría".
Además, ha dicho desconocer si Aizoon tenía trabajadores. "Sé que mi marido trabajaba con personas, no sabía de qué manera o qué relación laboral tenían con mi marido o si eran contratados por Aizoon", ha explicado.
La Infanta Cristina ha asegurado que con su marido, Iñaki Urdangarin, no hablaba sobre la empresa de la que ambos son propietarios al 50 por ciento, Aizoon, "ni sobre nada que se le relacione", al alegar que no se trataba de asuntos "que me interesara hablar con él". "Nuestros hijos eran pequeños y nos ocupábamos de ellos", ha espetado.
La declaración de la Infanta Cristina ha concluido a las 19.20 horas después de que se haya prolongado durante alrededor de una hora y de que únicamente haya contestado a las preguntas que le ha formulado su letrado, Pablo Molins.
La sesión del caso Nóos continuará el próximo 8 de marzo a las 09.15 horas con las pruebas testificales, donde no estarán presentes los imputados, a excepción del exasesor jurídico del Ibatur, Miquel Àngel Bonet.