Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carod advierte a ERC de que los 'comuns' "no pueden ser nunca el adversario"

Domènech pide "no neutralizarse" porque tienen objetivos y adversarios comunes
El exvicepresidente de la Generalitat Josep-Lluís Carod-Rovira ha advertido implícitamente a ERC --que lideró y donde ya no milita-- de que los 'comuns' no son sus rivales para conseguir un referéndum: "El adversario del independentista de izquierda no puede ser nunca un autodeterminista de izquierdas", ha avisado en referencia a los 'comuns' y a Podemos.
Lo ha declarado a los medios este miércoles antes del debate 'Catalunya entre Ítaca e Icaria', ha compartido con el líder de EnComúPodem (ECP), Xavier Domènech, y el secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, en el Espai Bonnemaison, que ha tenido que habilitar una segunda sala para albergar a los asistentes.
Carod ha pedido no "menospreciar que, por primera vez en la historia, hay una formación en el Estado que defiende el derecho de Cataluña a decidir su futuro", que a su juicio es el derecho de autodeterminación.
Ha dicho a sus dos interlocutores que hay independentistas que hacen bandera de que los 'comuns' y Podemos "son el enemigo a batir, el caballo de Troya, pero es una irresponsabilidad enorme", porque cree que representan algo totalmente nuevo en la Historia.
Domènech ha coincidido con Carod y ha llamado a evitar una competición: "No nos podemos neutralizar. Tenemos objetivos y adversarios comunes y zonas de contacto. Por eso somos dos grandes movimientos".
Además, ha lamentado que en Cataluña se lleva "demasiado tiempo jugando al todo o nada, a la victoria o a la derrota".
Por eso ha llamado a rehuir "la lógica donde no se espera a un momento mágico para construir un país" y ha urgido a construir una Cataluña social y contra la corrupción, entre otras cosas.
En ese sentido, Errejón ha criticado a los "apóstoles del advenimiento que dicen que de momento no pueden cambiar nada pero que cuando puedan lo harán".
CAROD CRITICA AL PDECAT
Carod-Rovira ha asegurado que no todos los que defienden el referéndum lo quieren realmente, y que hay quien cree que "Cataluña necesita heridas abiertas".
"A algunas fuerzas políticas ya les va bien que el referéndum no se acabe haciendo, porque la no resolución siempre es un pretexto para no abordar mejoras sociales, para decir 'Esto hoy no toca'. Siempre hay una cosa pendiente, y hay quien lo está utilizando como retardador hipnótico para no hacer según qué cosas", ha añadido en alusión implícita al PDECAT.
Ha asegurado que "el comportamiento clásico de la derecha catalana ha sido influir en los poderosos del Estado y, dos o tres veces al año, hacer proclamaciones patrióticas, alguna reivindicación lingüística, pero una imprecisión sobre el proyecto".
"¿Hacia dónde vamos? Adelante. Pero ¿qué quieren para Cataluña? Lo mejor", ha ironizado Carod, que se ha definido antinacionalista y ha defendido que el fin del nacionalismo es la independencia, que, según él, acabará con el argumento de que 'La culpa la tiene Madrid'.
Xavier Domènech ha hecho hincapié en que comparte con la izquierda independentista la voluntad real de "buscar un cambio" que tampoco ve en la derecha catalana.
Errejón ha defendido el proceso de cambio en Cataluña porque, si no triunfa, será negativo para toda España: "Necesitamos que el referéndum y la ola catalana no acabe en derrota ni humillación porque eso significaría la derrota de la capacidad de transformar el status quo, combinado con la movilización y el voto", y ha añadido que hay políticas contra Cataluña que se mantendrán y afectarán a toda España.