Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmena no descarta ir al Supremo aunque tiene "esperanza" en el recurso presentado por el Plan Económico-Financiero

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no descarta acudir al Tribunal Supremo aunque tiene "mucha esperanza" en el recurso contencioso-administrativo presentado al Tribunal Superior de Justicia (TSJM) ante el rechazo del Ministerio de Hacienda al Plan Económico-Financiero (PEF) y por los Acuerdos de No Disponibilidad requeridos por el departamento que dirige Cristóbal Montoro.
"Respetamos la legalidad aunque no la compartamos", ha declarado este viernes en la comisión de Cultura y Deporte. Tras una pregunta de Cs sobre los 21,4 millones de euros que se retienen provisionalmente en Madrid Destino dentro de esos Acuerdos de No Disponibilidad, Carmena ha defendido la "capaciad de los ayuntamientos para desarrollar sus proyectos", entidades que se encuentran "subyugadas por políticas generales" que no comparten y que restan autonomía municipal.
La alcaldesa ha puesto el acento en que la regla de gasto es "interpretada por el ministro" Cristóbal Montoro "porque no hay una norma dispositiva que diga qué es la regla de gasto". "Hemos obedecido haciendo una retención provisional de recursos pero tenemos mucha esperanza en que se estime el recurso presentado", ha apostillado.
Si no se aceptaran las medidas cautelares, y después de asegurar que "ningún proyecto se quedará colgado", la concejala interina de Cultura ha contestado a la pregunta de Cs que se cuenta con 7 millones de euros de liquidez en caja para hacer frente a las necesidades que puedan llegar. A eso se suma que el Ayuntamiento podría hacer un traspaso de partidas ya en el cuarto trimestre del año.
Los acuerdos de no disponibilidad ascienden a un total de 238 millones de euros y son la exigencia que ha marcado el Ministerio de Hacienda por el incumplimiento de la regla de gasto en la liquidación del ejercicio de 2016.