Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carme Forcadell reclama al TSJC que defienda su "inviolabilidad" parlamentaria

La presidenta del Parlament pide no procesar a los diputados por expresar sus opiniones
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha reclamado este viernes a la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Maria Eugènia Alegret y al fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, que defiendan su "inviolabilidad" parlamentaria, al declarar como investigada por desobedecer al TC.
Según han explicado fuentes jurídicas, ha recordado a la juez y a los fiscales que, como Poder Judicial, son los garantes del derecho a la inviolabilidad de los diputados, igual que ella es la responsable de proteger la inviolabilidad de todos los diputados de la cámara.
Así, ha contrastado la necesidad de que el TSJC garantice su inviolabilidad con el hecho de haberla citado como investigada este viernes por permitir un "debate de ideas" en el Parlament al votarse las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente.
"LIBERTAD DE EXPRESIÓN"
A preguntas de los periodistas en una comparecencia ante prensa posterior en el Parlament, ha ahondado en este idea: "Yo reclamo que todos los diputados y diputadas, y yo como diputada, podamos expresar nuestras opiniones y no poder ser procesados por estas opiniones".
Forcadell ha recordado que la inviolabilidad parlamentaria es un procedimiento que reconocen tanto las leyes catalanas como las españolas y europeas, "precisamente para garantizar la libertad de expresión de todos los diputados".
"Sencillamente, es esto: garantizar la libertad de expresión", ha insistido Forcadell ante los medios, después de una declaración de una media hora ante el TSJC en la que se ha negado a responder a las preguntas de la magistrada y los fiscales, y sólo ha aceptado las planteadas por su abogado.