Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Abogacía del Estado estudiará impugnar la toma de posesión de Puigdemont

Carles Pugdemont promete su cargo sin acatar la ConstituciónInformativos Telecinco

La Abogacía del Estado estudiará si se puede impugnar la toma de posesión de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat después de que el exalcalde de Girona no haya jurado ni prometido lealtad al Rey y la Constitución, según han indicado fuentes gubernamentales.

En la toma posesión celebrada en el Palau de la Generalitat, el nuevo presidente catalán ha asumido el cargo sin mencionar al Rey ni la Constitución, y ha prometido ser fiel a la voluntad de los catalanes. En concreto, esta ha sido su respuesta tras la pregunta de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell: "¿Promete cumplir lealmente las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament?".
La Ley Orgánica de Régimen Electoral General recoge la obligación de los cargos elector de "jurar o prometer acatamiento a la Constitución" en el momento de tomar posesión "y para adquirir la plena condición de sus cargos", condición que el presidente catalán ha incumplido.
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ya ha alertado en la mañana de este martes que el Gobierno estaría pendiente de la toma de posesión de Puigdemont para ver "cómo se produce y si es respetuosa con la Constitución o si genera algún tipo de infracción".
La Abogacía del Estado estudiará ahora si procede la impugnación de la toma de posesión de Puigdemont, que tiene condición de aforado en función de su cargo institucional. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , ya advirtió el pasado domingo que no dejará pasar ni una sola actuación que vaya contra la ley y enfatizó que "no le faltará firmeza" para defender la Constitución, la unidad y la soberanía nacional.
La promesa de Puigdemont ha estado precedida por una breve intervención del presidente saliente, Artur Mas, que le ha agradecido "haber aceptado el reto de ser el 130 presidente de la Generalitat en estos momentos apasionantes, decisivos y trascendentes" para Cataluña.
Puigdemont ha llegado a la plaza Sant Jaume a las 18 horas acompañado de su mujer, Marcela Topor, y ha entrado al Palau flanqueado por 14 Mossos d'Esquadra vestidos de gala y vitoreado por cerca de 300 personas, muchas de ellas con 'estelades', entre las cuales había una bandera española.
Asistentes
Entre las principales personalidades en el Saló Sant Jordi han estado los expresidentes de la Generalitat Pasqual Maragall y José Montilla, y los expresidentes del Parlament Joan Rigol y Núria de Gispert.
También han acudido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; los tenientes de alcalde Gerardo Pisarello y Jaume Asens; el ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz; la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, y el inspector general de Ejército, Ricardo Álvarez-Espejo.
Además, se ha podido ver a Jaume Amat (síndic de Cuentas), Rafael Ribó (síndic de Greuges), Lluís Franco (Ctesc), Mercè Conesa (Diputació de Barcelona), Miquel Buch (ACM), la exvicepresidenta Joana Ortega y Daniel de Alfonso (OAC), Jordi Cuixart (Òmnium), Jordi Sànchez (ANC), Roger Guasch (Liceu) y Joandomènec Ros (IEC), Carles Duarte (Conca).
La economía ha estado representada por Miquel Valls (Cambra de Barcelona), Domènec Espadalé (Cambra de Girona), Joaquim Gay de Montellà (Fomento del Trabajo), Jaume Giró (La Caixa), Sixte Cambra (Puerto de Barcelona), Salvador Alemany (Abertis), Josep Maria Àlvarez (UGT), Joan Carles Gallego (CCOO), Josep González (Pimec), Joan Gaspart (Turisme de Barcelona), Joan Caball (Unió de Pagesos), Albert Buxadé (Vodafone Catalunya) y María Helena de Felipe (Fepime).