Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CUP exige al Govern comprar ya urnas: "Basta de pusilánimes que buscan subterfugios"

Advierte al ejecutivo de que un referéndum "serio" requiere de urnas clásicas homologables
La diputada de la CUP Mireia Boya ha advertido este martes al Govern que tiene que comprar ya las urnas y anunciarlo para dar garantías a los ciudadanos sobre el referéndum, después de que el Govern haya declarado desierto el concurso para homologar a empresas que fabrican urnas: "Basta de pusilánimes que buscan subterfugios".
En una rueda de prensa, ha hecho esta crítica tras lamentar que la consellera de Presidencia Neus Munté dijera este mismo martes que el concurso no ha prosperado pero que buscarán alternativas para adquirirlas: "No ha explicado nada. Sólo podemos expresar nuestra perplejidad".
Boya ha aclarado que la CUP está apartada del núcleo de la toma de decisiones, por lo que no puede valorar las alternativas que baraja el Govern para comprar las urnas porque no las conoce, pero exige a la Generalitat que las explique a la ciudadanía, porque Munté "sólo ha expresado los problemas y no las soluciones".
"Que hagan el procedimiento que quieran, pero el Govern tiene que comprar las urnas para el referéndum y tiene que decir claro que son para el referéndum. Que vayan de cara, basta de pusilánimes que buscan subterfugios", ha criticado y ha avisado que las urnas tienen que ser homologables.
Preguntada por si los 'cupaires' aceptarían la compra de unas urnas de cartón, la diputada lo ha rechazado: "En un referéndum serio con todas las garantías tienen que ser urnas clásicas, que sean homologables a nivel internacional".
También se ha mostrado contraria a cómo el Govern está abordando el voto en el extranjero que, junto con las urnas, considera que son parte de las "garantías" que tiene que tener el referéndum.
Por eso, se ha emplazado a esperar al 4 de julio cuando el Govern explicará detalles logísticos del referéndum, que Boya espera que despejen estas incógnitas necesarias para demostrar la "determinación" del ejecutivo de Carles Puigdemont con la celebración del referéndum.