Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CIS ultima su barómetro con intención de voto de enero, realizado en pleno debate interno de Podemos

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) está ultimando estos días su barómetro de enero, que incluye datos de intención de voto, y cuyo trabajo de campo se realizó en los primeros días de este año, en pleno debate interno de Podemos y coincidiendo con la vuelta a la actualidad del accidente del Yakovlev 42 en 2003, que costó la vida a 62 militares españoles.
Los resultados del sondeo, que el instituto sociológico dará a conocer esta semana o a más tardar la siguiente, servirán para calentar el ambiente ante los congresos que PP y Podemos celebrarán en Madrid el fin de semana del 11 y 12 de febrero.
Los encuestadores del CIS preguntaron a los ciudadanos que participaron en la encuesta en los primeros días de enero, tras el estallido en Navidades de la 'bronca' en redes sociales entre el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y su secretario Político, Íñigo Errejón, y sus respectivos fieles.
En aquellos días también se hizo público el informe del Consejo de Estado que reconocía la responsabilidad patrimonial del Ministerio de Defensa en la tragedia el Yakovlev 42 y que llevó a la oposición a exigir la dimisión como embajador del entonces ministro del ramo Federico Trillo, quien acabó renunciando a su cargo el 12 de enero.
LA ÚLTIMA VEZ HUBO SORPASSO
El anterior barómetro del CIS con intención de voto se hizo el pasado mes de octubre. Ese estudio daba la victoria al PP con una estimación de voto del 34,5%, con una ventaja de 12,7 puntos sobre la coalición Unidos Podemos, que figuraba como la segunda fuerza más votada con 21,8%, 4,8 puntos por encima del PSOE.
Y es que, en la encuesta de octubre, realizada tras la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general y la formación de la gestora, los socialistas se anotaron un 17% de intención de voto, su peor marca en la historia del CIS.
El trabajo de campo para la encuesta de enero recogerá los ecos de las campañas de partidarios de Sánchez animándole a presentarse a las primarias, que aún no tenían fecha y que después se programaron para el mes de mayo.
En el anterior barómetro electoral, Ciudadanos se mantenía en cuarto lugar con una estimación de voto del 12,8%.