Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

C-LM y Murcia se emplazan para hablar de agua y Page espera que no solo se aborde el problema del Tajo

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha desvelado que se ha emplazado con su homólogo murciano, Pedro Antonio Sánchez, para concertar una reunión en próximas fechas y abordar "desde la mejor voluntad" el problema del agua, toda vez que según ha dicho el líder de la Región de Murcia ha planteado este debate durante la Conferencia de Presidentes que se ha celebrado este martes en Madrid pese a no estar en el orden del día.
En rueda de prensa, García-Page ha mostrado su "alegría" por el hecho de que Sánchez haya planteado que "conviene un nuevo pacto del agua", algo que para el castellano-manchego es "una obviedad".
Para García-Page, esta aseveración de Sánchez se traduce en que no existe dicho pacto sobre el agua, "a pesar de que algunos celebraron" el llamado Memorándum del Tajo-Segura, firmado en la pasada legislatura por Extremadura, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana --todas ellas con gobiernos 'populares' que perdieron el Ejecutivo-- y por la Región de Murcia.
Este planteamiento del presidente murciano supone para García-Page "poner de manifiesto que si se necesita, es que lo que se ha vendido en el pasado no era un pacto, sino una rendición".
"EL LEVANTE NO ES NUESTRO RIVAL"
En todo caso, Emiliano García-Page ha defendido la necesidad de hablar de este tema "entre todos" y no solo abordando la problemática del río Tajo.
"A ver si podemos hablar de todo el agua. En España llevamos cuatro décadas hablando solo de un río, y me gustaría poder hablar incluso del mar", ha espetado.
El líder del Ejecutivo castellano-manchego ha puesto el acento en que ni Murcia ni la zona del Levante es el "rival" de la región en la defensa del agua, y sí lo es "la gestión nula que se ha tenido en España" del asunto.