Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bernad niega haber extorsionado "en la vida" y responsabiliza a "las cloacas del Estado" de su ingreso en prisión

El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, ha subrayado este jueves que "nunca en la vida" ha extorsionado y ha responsabilizado a "las cloacas del Estado" de "diseñar" la operación por la que fue detenido y posteriormente encarcelado, en declaraciones a los medios tras salir de la prisión de Navalcarnero (Madrid), donde ha pasado los últimos ocho meses.
Después de entregar una fianza de 50.000 euros impuesta por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, Bernad ha abandonado en la noche de este jueves la cárcel defendiendo su inocencia, "tranquilo" y con intención de demostrar ante "sede judicial" que Manos Limpias no es una "organización criminal".
"Nos hemos dedicado única y exclusivamente a luchar contra la corrupción, no somos unos chorizos ni lo hemos sido nunca", ha afirmado el secretario general de Manos Limpias, que ingresó el pasado mes de abril en prisión tras ser detenido en el marco de la causa que investiga por las presuntas extorsiones que su asociación llevó a cabo junto a Ausbanc a diversas entidades financieras y empresas.
Una operación "presuntamente diseñada por las cloacas del Estado", según Bernad, que ha reiterado no ser culpable de ningún delito. "No tengo una sola denuncia ni de particulares ni de entidades financieras que haya dicho que el señor Bernad me ha extorsionado", ha asegurado tras salir de la cárcel.
El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz dejaba este jueves en libertad con una fianza de 50.000 euros a Bernad al considerar que no existe riesgo de fuga. También ha tenido en cuenta su estado de salud, han informado fuentes jurídicas que han concretado que deberá presentarse una vez por semana en el Juzgado.
Otro de los motivos valorados ha sido la petición formulada por el acusado de estar junto a su madre, de 104 años, "mientras siga con vida". Bernad se había ofrecido a someterse a cualquier "condición" de vigilancia para ello.
Además, Bernad tendrá que entregar el pasaporte, tiene prohibido abandonar el territorio nacional y deberá facilitar un móvil para permanecer localizado si se le requiere. "La instrucción no habría de verse perjudicada de hallarse en libertad ya que difícilmente podría ya ocultar pruebas dado lo avanzado de la causa", dice el auto.