Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bermúdez de Castro: "En un partido unido y cohesionado no hay doble lenguaje"

El secretario general del grupo parlamentario popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, afrontaba en el Congreso el difícil papel de defender la postura del Gobierno en funciones de no someterse al control de la Cámara, dejando la bancada azul vacía en un día en el que se esperaban especialmente, –entre otras–, justificaciones al intento de situar a José Manuel Soria como director ejecutivo Banco Mundial. "Brillantes intervenciones señorías. Deben de sentirse muy satisfechos porque se han despachado a gusto, solo que hay dos problemas: El primero, como se ha recordado, es que el ministro De Guindos ya informó con profusión en la Comisión de Economía sobre un nombramiento que no se había producido, por lo que intentar repetir ese debate en este pleno tiene mucho de forzado y exagerado", iniciaba. "El segundo problema es que algunos de los que esta tarde defienden con tanta firmeza y vehemencia que se puede someter a un control político general y ordinario a un Gobierno en funciones, hace apenas unos meses en el parlamento de Cataluña y en el de Andalucía defendían justamente todo lo contrario, en este caso avalado con un informe de los servicios jurídicos de la Cámara andaluza, que decía que carecía de sentido ejercer la labor de control frente a un Gobierno, que por estar en funciones, se limitaba a la gestión ordinaria de los servicios públicos. Allí no hubo ni control, ni preguntas, ni comparecencias, ni actividad de comisiones, ni siquiera un solo pleno ordinario, y aquí pretenden justamente todo lo contrario". En este sentido, advirtió: "Si quieren que haya control y quieren ejercer de oposición, háganlo, pero antes acaben con el bloqueo, permitan la investidura del partido que ha ganado con claridad las elecciones y cumplan con el mandato mayoritario de los españoles, algo que debería ser sagrado en democracia". Así, tras recalcar que esperarán la resolución del Tribunal Constitucional respecto al control de un gobierno en funciones ha afirmado: "Hasta entonces, vamos a mantener la misma posición, en el parlamento de Cataluña, en el de Andalucía y aquí en esta Cámara. ¿Saben por qué? Porque en un partido unido y cohesionado no hay doble lenguaje", respondía, señalando a la bancada del PSOE en 'una indirecta muy directa', en referencia a los problemas internos de los socialistas.