Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barkos dice sobre la agresión de Alsasua que tiene "muy claro" que "no estamos ante un acto de terrorismo"

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado, sobre la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua, que el Ejecutivo foral tiene "muy claro" que "no estamos ante un acto de terrorismo" y ha considerado que "entre la pelea tabernaria y el acto de terrorismo hay un amplio espacio en el que se inscribirían estos hechos".
Preguntada por la declaración institucional aprobada este lunes en el Parlamento por los cuatro grupos que sustentan el Gobierno foral, en la que el Legislativo expresa su "desacuerdo" con que se califiquen de terrorismo los hechos de Alsasua, Barkos ha recordado que ya compareció la pasada semana en la Cámara para valorar la agresión a dos guardias civiles y sus parejas.
Tras mostrar el "respeto absoluto" a las decisiones judiciales, la jefa del Ejecutivo foral ha remarcado que "será el ámbito judicial el que establezca si es o no delito de terrorismo". En cualquier caso, ha subrayado que el Gobierno "tiene muy claro que no estamos ante un acto de terrorismo".
"Si acaso es aquella modificación que se produce en la primavera del año 2015 del 573 del Código Penal la que nos ha traído hasta aquí, esa interpretación. Veremos cómo se resuelve en tribunales", ha expuesto la presidenta navarra, quien ha esperado que "impere el sentido común".
En opinión de Barkos, "entre la pelea tabernaria y el acto de terrorismo hay un amplio espacio en el que se inscribirían estos hechos, desde luego no como acto terrorismo".
Finalmente, preguntada por si el Gobierno de Navarra va a participar en la manifestación convocada este sábado en Alsasua, la presidenta del Ejecutivo foral ha señalado que quieren conocer los "extremos" de la convocatoria para "saber si estará o no presente el Gobierno".