Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bárcenas insiste en que su mujer no era conocedora de sus negocios fuera del PP

El extesorero 'popular' sólo contestará a las preguntas de las defensas, tras el "intenso" interrogatorio de la Fiscalía
El extesorero del PP Luis Bárcenas ha insistido este miércoles ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga por su implicación en la primera época de actividades de la trama Gürtel (1999-2005), que su mujer Rosalía Iglesias no conocía los negocios y operaciones empresariales que ha realizado al margen de su cargo en el PP y ha destacado que él era quien gestionaba todo el patrimonio del matrimonio.
Después de que en la sesión de este martes finalizase el Ministerio Público de consignar sus preguntas, Bárcenas ha comenzado a contestar a las preguntas de las defensas del resto de acusados. La primera en formular su batería de preguntas ha sido la abogada de su mujer, Marta Gimenez.
El extesorero ha destacado que, a pesar de que el matrimonio tenga un régimen de bienes gananciales, es él quien siempre ha gestionado el patrimonio de Iglesias. Asimismo, ha afirmado que su esposa se "encargaba de la casa", mientras que la domiciliación de los gastos se encuentra en la cuenta corriente del procesado.
En este sentido, ha aseverado que él operaba en las cuentas en las que era titular Rosalía Iglesias. "Cuando decidía comprar o vender unas acciones, daba la orden al banco y cuando llegaba el momento me decían que se tenía que pasar mi mujer para la firmar la orden", ha explicado.
Eso sí, Bárcenas ha subrayado que su mujer no era conocedora de los negocios que tenía el que fue senador del PP por Cantabria además de su trabajo para la formación política: "Conocía mi actividad en el partido, pero de mi actividad profesional al margen no", ha dicho.
Además, ha hecho hincapié en que si Rosalía Iglesias ha ido al despacho en la sede del PP nacional, en la calle Génova de Madrid, habrá sido "en ocasión de algún acto electoral".
"NO LE INTERESAN ESTOS TEMAS"
En esta línea, el extesorero 'popular' ha reiterado que su mujer tampoco conocía que tenía cuentas en Suiza y ha vuelto a explicar que facilitó una cartulina de firmas, sin mencionar dónde se encontraba este depósito, para autorizar en una de sus cuentas helvéticas a ella y a su hermano, Juan Carlos Bárcenas, para que pudiesen acceder al dinero en caso de su fallecimiento.
Sobre la Fundación Sinequanon, también ha dicho que Iglesias desconocía su existencia. "A mi mujer no le interesan estos temas, no le han interesado nunca y siguen sin interesarle", ha añadido.
Por otro lado, la defensora de Iglesias le ha mostrado varias fotos en las que aparece su mujer y su hijo con algunos de los cuadros que Bárcenas compró y algunos de los correos electrónicos que intercambió con el asesor fiscal del extesorero de Alianza Popular Rosendo Naseiro para que le facilitase unos recibos o documentos que acreditasen que fue éste quien le vendió las obras de arte.
Bárcenas ha reconocido que sí pidió esta información tras recibir una notificación de Hacienda sobre una inspección y ha destacado que Naseiro "nunca" le contestó, ya que, tal y como se aprecia en uno de los correos del asesor fiscal del extesorero de Alianza Popular, no pretende perjudicar al acusado, "pero tampoco puede hacer algo a la ligera porque sinceramente no recuerda nada en absoluto".
NO RESPONDE A LAS ACUSACIONES
Bárcenas sólo contestará este miércoles a las preguntas formuladas por las defensas por recomendación de sus abogados y ante lo "intenso" del interrogatorio formulado las dos últimas jornadas por la fiscal Concepción Sabadell, ha explicado al inicio de la sesión, la número 32 del juicio.
El abogado del Estado, Edmundo Bal, ha formulado sin respuesta del acusado las preguntas que tenía preparadas en las que ha incidido en la falta de documentación probatoria de las operaciones que, según el extesorero, sustentan su fortuna en Suiza.
Bal ha cuestionado el préstamo que, según su versión, le concedió el empresario Adrián de la Joya y que Bárcenas relaciona con los ingresos percibidos a través de la productora Serena Digital. También ha puesto en duda la operación de venta de soja en una finca de Santa Fe, en Argentina, y ha detallado que la explotación estaba destinada a la producción aviaria y nada tenía que ver con esta legumbre.