Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona mantiene la exhibición de esculturas franquistas en una exposición en el Born

El Gobierno municipal del Ayuntamiento de Barcelona mantendrá la exhibición de dos esculturas franquistas en una exposición que se está preparando el Born Centre de Cultura i Memòria, después de que la comisión de Derechos Sociales, Cultura y Deporte ha rechazado este martes una propuesta de CiU para reconsiderar su exhibición.
La propuesta apostaba por reconsiderar la exhibición de esculturas relacionadas con el franquismo, y ha contado con los votos en contra de los once concejales de BComú y cuatro PSC, mientras que los diez de CiU y los cinco de ERC han votado a favor, y se hayan abstenido los cinco de C's, los tres del PP y los tres de la CUP.
El concejal de CiU Jaume Ciurana, ha pedido al Gobierno municipal que no las exhiba "en medio de la ciudad", y ha asegurado que la exposición de estos símbolos puede representar una humillación para muchos ciudadanos, según él, y ha pedido que se busque otro lugar para su exposición.
El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha aseverado que el objetivo de la exhibición es reflexionar sobre "la impunidad del franquismo en tiempos de democracia", y ha insistido en que la exposición se ha planificado de forma rigurosa y solvente, y que ha contado con la participación de distintos actores sociales.
El comisionado de programas de memoria del consistorio barcelonés, Ricard Vinyes, ha comparecido para defender la necesidad de que se celebre esta exposición en el Born: "Tenemos unos instrumentos que podemos usar para abrir debates", ha asegurado, y ha insistido en que el patrimonio debe ser redignificado.
El concejal de ERC Juanjo Puigcorbé ha asegurado que, a pesar de compartir el deseo de hacer pedagogía sobre el franquismo, no están de acuerdo con el planteamiento de la exposición, y ha subrayado que no creen que sea adecuado el lugar ni las formas: "Antes de reinstalar estos monumentos hay que cerrar heridas y dar reparación a la víctimas", ha dicho.
Marilén Barceló (C's) ha pedido al Gobierno municipal que trabaje en proyectos culturales que "miren hacia el futuro" y que no estén politizados; la edil del PP Ángels Esteller ha asegurado que esta exposición quiere, en sus palabras, confrontar y dividir, mientras que Maria Rovira (CUP) ha observado que el emplazamiento de la exposición no tiene relación con la exhibición, y ha sugerido buscar otro espacio.