Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona descarta tratar la Sagrada Familia en una comisión propia de Calidad Arquitectónica

La teniente de alcalde de Urbanismo de Barcelona, Janet Sanz, ha descartado que el Ayuntamiento cree una Comisión de Calidad Arquitectónica específica sobre la Sagrada Familia, como propuso el concejal de Arquitectura, el socialista Daniel Mòdol, porque ya hay una comisión mixta con su patronato donde se abordará su "encaje urbanístico".
Preguntada en rueda de prensa este martes, ha recordado que esta comisión trabajará para regularizar la anomalía de la falta de licencia de obras para construir el templo.
Además, ha declarado en una entrevista de 'Nació Digital' recogida por Europa Press, que "lo que toque pagar, que se pague", ya que se contemplan bonificaciones de la Iglesia en el IBI, pero no en los permisos de obras.
En la rueda de prensa, Sanz ha abogado por regularizar primero la licencia y después reactivar la comisión de seguimiento del templo --creada en el anterior mandato--, donde se abordará el futuro urbanístico del entorno también con vecinos.
La Asociación de Vecinos de la Sagrada Familia dijo que el templo había edificado ocho pilares parcialmente sobre la acera de la calle Mallorca, algo que se analizará mediante un estudio topográfico del que dispone el Ayuntamiento desde el lunes.
Sanz ha destacado que el objetivo de la comisión mixta es "garantizar el encaje urbanístico del templo y de sus obras en la ciudad", como se acordó también con el patronato para crear esta comisión mixta, por lo que no prevé crear una comisión de Calidad Arquitectónica específica ni existe ninguna propuesta concreta para hacerlo, ha asegurado.
En una rueda de prensa posterior, Mòdol ha dicho que tratarán la Sagrada Familia en la comisión de Calidad Arquitectónica junto a otros asuntos, porque es un "proyecto clave y con un impacto bestial en la ciudad", y ha explicado que pretende modificar la composición de esta comisión, formada ahora básicamente por técnicos, para que se incorporen vecinos.