Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bankia califica de "descabellada" la petición de imputar a Fernández Ordóñez por su salida a Bolsa

Dice que la acusación utiliza información del Banco de España de forma sesgada
La matriz de Bankia, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), ha calificado de "descabellada" la tesis de la acusación particular --ejercida por la Confederación Intersindical de Crédito (CIC)-- de que altos cargos del Banco de España, como su exgobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez, participaron en las presuntas irregularidades que investiga la Audiencia Nacional en la salida a Bolsa de la entidad nacionalizada y, por tanto, se ha opuesto a que se le cite a declarar en calidad de imputado.
En un escrito remitido al juez Fernando Andreu y al que ha tenido acceso Europa Press, BFA expone que el recurso presentado por la CIC no sólo no puede prosperar sino que utiliza de forma "sesgada" la información por un inspector del Banco de España en la que cuestionaban la viabilidad de la entidad nacionalizada.
La CIC se basó en los correos electrónicos aportados a la causa del que fuera jefe de la inspección de Bankia, José Casaus, a su superior para volver a solicitar la imputación también del exvicepresidente de la CNMV Julio Segura, y del actual subgobernador del BdE, Fernando Restoy, además de otros altos cargos del Banco de España.
Sin embargo BFA pide al titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional que rechace la petición, como ya hizo el pasado 28 de noviembre, cuando expuso que las decisiones de gestión de Bankia y su matriz corresponden a los consejos de administración y no debe ser objeto de investigación penal.
En este nuevo escrito, Bankia se remite a los correos electrónicos de Casaus en los que, según apunta, "no se pone en duda la autenticidad de la contabilidad de Bankia" y tampoco cuestiona que en el momento de la salida a Bolsa la contabilidad de la entidad reflejara la imagen fiel de la entidad.
Además,también apunta que Casaus, en su declaración en calidad de testigo ante el magistrado instructor, "arrojó algo de luz" sobre la existencia de provisiones suficientes como para hacer frente a posibles deterioros que pudiera surgir, y las llegó a comparar a una "hucha", según el escrito.
CONTENIDO DE LOS CORREOS
No obstante, reconoce también las advertencias hechas por el inspector a su superior sobre la difícil situación de la entidad y también sobre alternativas a la salida a Bolsa de la misma --que tuvo lugar en 2011-- si bien "no tienen nada que ver" con la autenticidad de la información financiera suministrada al mercado ni con el cumplimiento de la norma contable.
Sobre este punto se refirió Andreu en su último escrito, en el que hizo constar que en este procedimiento, en fase de instrucción desde el 2012, no se investiga si la decisión de salida al parquet de la entidad fue acertada o, como premonitoriamente indicaba José Antonio Casaus, errónea, sino que encuadra las conductas en el Código Penal y delimita la investigación a averiguar si se falseó la información económica financiera contenida en los folletos de emisión.