Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón asume "todas y cada una de las decisiones" que tomó

El abogado de Correa: "El fin debe acomodarse a medios constitucionales"

El juez Baltasar Garzón ha asegurado hoy que asume "todas y cada una de las decisiones" que se adoptaron en relación a la intervención de las comunicaciones entre los imputados de la trama Gürtel y sus abogados durante su estancia en la prisión de Soto del Real (Madrid).
El juez Baltasar Garzón ha asegurado hoy que asume "todas y cada una de las decisiones" que se adoptaron en relación a la intervención de las comunicaciones entre los imputados de la trama Gürtel y sus abogados durante su estancia en la prisión de Soto del Real (Madrid).
En la última jornada del juicio que se sigue en el Tribunal Supremo contra Garzón, el representante legal del cabecilla de la trama Gürtel ha solicitado que el juez sea condenado a 15 años de inhabilitación por prevaricación y otros 2 años por un delito contra las garantías constitucionales.
"El fin no justifica los medios"
El abogado de la acusación Ignacio Peláez, autor de la querella inicial que dio origen a la causa de las escuchas de la Gürtel, ha defendido que no busca una condena "represiva" y "ejemplar" del juez Baltasar Garzón, sino la definición de unos límites que demuestren que "el fin no justifica los medios" y, en consecuencia, que los letrados puedan hablar "libremente" en prisión hasta con el más "repudiable" de sus clientes.
Peláez, que defiende al empresario José Luis Ulibarri imputado en la Gürtel, ha querido dejar claro que él presentó la querella como perjudicado del pinchazo de las comunicaciones que mantuvo en la cárcel de Soto del Real con el jefe de la trama Francisco Correa y su lugarteniente Pablo Crespo. "La querella no la pone mi representado, no la pone el Partido Popular. Este letrado no defiende a ningún miembro del PP en el proceso Gürtel", ha añadido.
"Una suerte de Gran Hermano"
Por su parte, el abogado Pablo Rodríguez-Mourullo, que representa al imputado en "Gürtel" Pablo Crespo, ha comparado al juez Garzón con "una suerte de Gran Hermano" que todo lo escuchó durante la etapa en la que instruyó esta causa en la Audiencia Nacional.
El letrado, que también solicita que Garzón sea inhabilitado por 15 años por los delitos de prevaricación y contra las garantías constitucionales, ha señalado durante su alegato que los hechos que sustentan la acusación han sido totalmente documentados y acreditados durante la vista, y que incluso el juicio se podría haber limitado a la declaración del propio Garzón para que explicara las razones de los dos autos en los que se justificaron las intervenciones.
Los abogados han expuesto sus informes de conclusiones definitivas durante la última sesión del juicio que se celebra contra Garzón por supuestos delitos de prevaricación y contra las garantías constitucionales por haber ordenado intervenir las conversaciones que mantuvieron en prisión los cabecillas de la trama con sus abogados.
El juez se enfrenta a pena de multa y de inhabilitación de hasta 17 años.