Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos Baleares pide a la Comisión de Garantías Estatal que investigue la conversación de Canyellas,Ribot y Azpelicueta

El Consejo de Coordinación de Podemos en Baleares ha decidido solicitar a la Comisión de Garantías Democráticas estatal que abra una investigación "que permita esclarecer los hechos, abrir los expedientes necesarios y determinar las correspondientes sanciones sobre las tres personas implicadas" en las grabaciones publicadas por diversos medios locales.
En este sentido, el partido ha calificado de "bochornosos" y ha condenado "con firmeza" los términos de la conversación entre el presidente de la Comisión de Garantías, Pascual Ribot; el secretario de la Comisión, Joan Canyelles; y la miembro del Consejo Ciudadano Autonómico Carmen Azpelicueta.
Además, Podemos ha suspendido cautelarmente de sus responsabilidades a Carmen Azpelicueta "mientras se resuelve la investigación por parte de la Comisión".
"La salida a la luz de esta grabación realizada hace un año y medio, solo se entiende dentro de una estrategia para dañar la imagen del partido por personas que anteponen su interés personal a los objetivos del partido", han denunciado en un comunicado.
En las grabaciones, publicadas por 'El Mundo/El Día de Baleares' y 'Canal 4', se escucha a Canyelles pedir a Azpelicueta que se mantenga en "uno, dos o tres meses en stand by" sin acudir a las reuniones del Consejo Ciudadano.
Asimismo, también le explica que "si es buena niña", contará con su "apoyo" y le buscarán "un trabajo" y le asegura que eso no es "un chantaje" al tiempo que le pide "solidaridad".
Desde Podemos han asegurado que esta conversación "era completamente desconocida tanto por el Consejo Ciudadano Autonómico como por el Secretario General".
"Las primeras consecuencias han sido la dimisión de Canyelles y la consecuente disolución del órgano por no poseer el número mínimo de letrados necesarios para funcionar según nuestros estatutos", han detallado.
Igualmente, han explicado que la dimisión posterior de Pascual Ribot no puede formalizarse al no existir órgano. "Hemos podido comprobar estos últimos meses que en este partido hay personas que actúan en base a una ética personal muy alejada de lo que se espera de alguien que pertenezca a Podemos", han criticado.
Sin embargo, han afirmado que se deberían "valorar los mecanismos de control para minimizar estos casos y luchar para seguir mejorándolos".