Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ayuntamiento de Vitoria estudia recurrir la absolución de Maroto y Alonso (PP) por el 'caso San Antonio'

Recuerda que la sentencia "únicamente" cuenta con el apoyo de dos miembros del Tribunal de Cuentas propuestos por el Partido Popular
El Gobierno municipal de Vitoria estudia la posibilidad de recurrir ante el Tribunal Supremo la absolución de Javier Maroto y Alfonso Alonso (PP) por el 'caso San Antonio', y ha recordado que la sentencia exculpatoria dictada por el Tribunal de Cuentas del Estado "únicamente ha concitado el apoyo" de dos miembros de este órgano designados por el PP.
El Tribunal de Cuentas del Estado ha absuelto al vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, y al presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, de la condena inicial impuesta por este mismo organismo en el 'caso San Antonio', por la firma de un contrato público a un precio considerado muy superior al de mercado durante su etapa al frente del Gobierno municipal de Vitoria.
La ponente de la sentencia ha sido la actual consejera del Tribunal de Cuentas (TCU) y antigua ministra del PP Margarita Mariscal de Gante, que ha sido secundada por otro de los miembros de la Sala de Justicia de este organismo, integrada por tres consejeros. El tercer miembro y presidente de la sala, Felipe García Ortiz, ha emitido un voto particular discrepante, al estimar que sí existió "infracción legal" en el contrato.
El Ejecutivo municipal de Vitoria ha expresado su "respeto" hacia esta sentencia, aunque se ha mostrado "sorprendido" por el hecho de que la resolución no haya sido "unánime".
El Gobierno de Vitoria, integrado por el PNV y el PSE-EE, recuerda que la sentencia decretada en primera instancia por el Tribunal de Cuentas consideró que las condiciones del contrato firmado por el Ejecutivo municipal del PP en 2007 con un empresario fueron "perjudiciales" para las arcas municipales y "altamente beneficiosas para el propietario particular" de los locales objeto de alquiler.
El actual equipo de gobierno ha destacado que la sentencia dictada ahora, que absuelve a Maroto, Alonso y al resto de exconcejales del PP que formaban parte del Gobierno que firmó aquel contrato, "únicamente ha concitado el apoyo de dos miembros del Tribunal de Cuentas que fueron propuestos por el mismo Partido Popular".
"RESTITUCIÓN"
En esta línea, precisa que el tercer miembro de la sala que ha revisado este caso "no fue nombrado a propuesta del PP", y ha emitido un voto particular en el que "considera que los condenados, efectivamente, incurrieron en responsabilidad contable y deberían restituir a los fondos públicos municipales el perjuicio causado".
Por todo ello, el Gobierno municipal ha solicitado que los servicios jurídicos municipales analicen la nueva sentencia y si estos consideran que cabe presentar recurso de casación ante el Tribunal Supremo, acudirá a esa vía "para seguir defendiendo el interés general y el patrimonio de todos los vitorianos".