Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gómez Bermúdez no aprecia 'terrorismo' en el ataque a la sede del PP

Daniel Pérez, el hombre que empotró un coche contra la sede del PPEFE

El detenido Daniel Perez Berlanga comparecerá finalmente ante el juez de guardia de los juzgados de Plaza de  Castilla. Así lo ha acordado el juez de guardia Javier Gómez Bermúdez, con informe favorable del fiscal.  Tras analizar los hechos, la declaración policial que ha prestado el detenido y los efectos e instrumentos aprehendidos en el registro de su domicilio, el juez concluye que no se trata de un delito de terrorismo, que arrastraría la competencia de la Audiencia Nacional, sino de delitos de estragos del art. 346 del Código Penal en concurso con delito de tenencia de sustancias explosivas del 563 y delito contra las personas del art 138,  delitos que son competencia de los juzgados de Madrid.

En su auto el juez analiza las conductas que encajarían dentro de los delitos terroristas, que persiguen una finalidad política, de subvertir el orden constitucional y de alterar gravemente la paz pública. El juez explica que en los delitos terroristas (a diferencia de los que alteran gravemente la paz pública pero no son delitos terroristas) el fin último es subvertir el orden constitucional.
En el presente caso no aparece dato alguno que permita afirmar el carácter terrorista de la acción, en el sentido de que su finalidad hubiera sido desestabilizar el sistema democrático, pues el mero hecho de alterar La Paz pública no determina que sea un delito de terrorismo competencia de la Audiencia Nacional.
El magistrado recuerda que los propios investigadores concluyen que "el detenido actuó solo y sin relación ni cooperación, contacto o subordinación a otro u otros, por lo que ha de excluirse en este momento que pertenezca a una organización". Por todo lo expuesto procede la inhibición a favor de los juzgados de Plaza de Castilla.
Delitos de estragos, tenencia de explosivos y un delito contra las personas
El magistrado de guardia esta semana en la Audiencia Nacional le imputa delitos de estragos, tenencia de explosivos y un delito contra las personas, pero ninguno de ellos de competencia de la Audiencia Nacional, órgano al que le fue encomendado en primera instancia este caso por el Ministerio del Interior, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.
El detenido estuvo ingresado en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Royo Villanova de Zaragoza por problemas mentales, según informaron a Europa Press fuentes policiales.
Además, a la Guardia Civil le consta un robo de vehículo en 1999 cometido presuntamente por Daniel. Una patrulla del Instituto Armado le localizó entonces conduciendo vestido con un pijama con un coche robado que utilizó para viajar desde su pueblo, Bronchales (Teruel), hasta Zaragoza, han indicado las mismas fuentes.
El hombre declaró a la Policía que su plan pasaba por atacar a toda la clase política. En las primeras explicaciones que dio a los agentes en la comisaría de Policía de Moratalaz a la que fue trasladado explicó que atacó la sede nacional del PP como podría haberlo hecho en la sede de otro partido o en el Congreso de los Diputados. Según dijo, para él todos los políticos son iguales.