Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Artur Mas guarda silencio

Los registros en Convergència han golpeado a la candidatura unitaria independentista. Y para que no acabe noqueada, en el seno de Esquerra parece que empiezan las presiones. Junqueras le pide a Mas que demuestre con hechos su compromiso contra la corrupción. Pero habría quien no le daría ese margen de confianza al President. Esta mañana el líder republicano obviaba hablar de las tensiones en su partido: "Nuestro país, nuestra sociedad ha de hacer piña para afrontar las elecciones del 27S, y ha de hacer piña sobre todo para la construcción de una Catalunya independiente, de una república catalana". De conjuras y pactos no quiere oír hablar Ciutadans. Su candidata para el 27S propone una auditoría a fondo de la Generalitat: “Ya está bien de políticos que nos han robado, de pactos para taparse las vergüenzas”. La coalición de izquierdas Catalunya sí que es Pot rerprocha a Convergència que cuando se trata de asumir responsabilidades, nunca es el momento. Lluís Rabell, Candidato de 'Cataluña Sí se puede': Nos recuerda al ‘No toca’ de Pujol y de cómo se zafó de sus responsabilidades. Ante el silencio de Mas, la mayoría de partidos esperan al miércoles en el Parlament para abordar al President sobre sobre el supuesto cobro de comisiones ilegales. Miquel Iceta, primer secretario del PSC, señala que “la mejor manera de zanjarlo sería con una declaración formal enfática y comprometida”. Ramón Espadaler, presidente de Unió, indica que “Mas y CDC ya darán explicaciones en momento y ámbito oportuno”. Mas ya advierte de que en los próximos días pasarán muchas cosas. Y ante el aluvión de crítica, dice estar preparado para verlas de todos los colores.