Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arrufat (CUP) prevé un referéndum antes del verano por la presión del Estado

Proponen que los funcionarios sean "personal acreditado" por la Generalitat
El portavoz del Secretariado Nacional de la CUP, Quim Arrufat, ha augurado este lunes que su formación tendrá que hacer uso del pacto alcanzado con el Govern en el punto que permite adelantar el referéndum a antes del verano, porque cree que el Estado forzará la situación a través de inhabilitaciones a cargos públicos catalanes.
"Tenemos claro que no podemos dejar que el Estado pudra la situación por dentro, que interfiera. Como pueblo no podemos permitir que juzguen instituciones, cargos y personas que han dado la cara", ha dicho en una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press.
Arrufat ha hecho estas declaraciones teniendo en cuenta que su acuerdo con el Govern sitúa septiembre como fecha límite para celebrar la consulta, pero el ejecutivo se comprometió con los 'cupaires' a adelantarlo si el Estado seguía ejerciendo presión judicial a representantes públicos.
Además, lo dice dos días después de que el Consejo Político de la CUP decidiera apoyar la aprobación de los Presupuestos de la Generalitat para 2017, pero advirtiendo al Govern de que si no cumplía con la convocatoria y celebración del mismo, retirarían su apoyo y forzarían unas elecciones.
Uno de los resortes que harían saltar a los 'cupaires' y pedir al Govern el adelanto del referéndum es el proceso contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y por haber permitido el debate y la votación de las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente, por eso ha exigido al ejecutivo catalán que lo tenga preparado por si hay que hacerlo antes: "¿O estamos dispuestos a que se condene e inhabilite a Forcadell?".
Sobre cómo se celebrará ese referéndum, el exdiputado del Parlament ha adelantado algunos puntos que "seguro que tendrá" en base a que tiene que cumplir los criterios marcados por la Convención de Venecia para que se reconozca internacionalmente.
"Serán en domingo y votarán los mayores de 18 años. Se tiene que respetar al máximo el tipo de censo, el horario de apertura de los colegios, el tipo de colegio y de urna", ha dicho, ya que el Govern planea que el referéndum se parezca lo máximo posible a un proceso electoral al uso, para cumplir con el documento de Venecia.
FUNCIONARIOS
Arrufat ha afirmado que los funcionarios que tendrán que participar en el referéndum "no pueden ser voluntarios, porque serían los que quieren que el referéndum se convierta en un sí".
Tampoco se pueden buscar entre los funcionarios voluntarios de forma aleatoria, porque generaría el "punto débil del legítimo boicot" que los que no quieren el referéndum podrían llevar a cabo a través de una objeción de conciencia.
Por eso considera que hay que buscar alternativas como la fórmula de "personal acreditado por la Generalitat", que se escoja para la ocasión, pero no por motivos ideológicos, sino de operatividad.