Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AM- Archivadas las actuaciones contra el presidente de la Diputación de Ourense Manuel Baltar por acoso sexual y cohecho

El Juzgado de Instrucción nº3 de Ourense ha acordado el sobreseimiento provisional y el archivo de las actuaciones contra el presidente de la Diputación, Manuel Baltar Blanco, por los presuntos delitos de acoso sexual y cohecho a raíz de la denuncia de una mujer que le acusaba de haberle ofrecido, supuestamente, un trabajo a cambio de sexo.
En relación al supuesto delito de acoso sexual, la jueza ha considerado que "no ha quedado acreditada" la existencia de ningún tipo de relación de dependencia entre la denunciante (Teresa F. C.) y el presidente de la Diputación.
En sus conclusiones la jueza estima que no se produce ese elemento imprescindible del tipo penal denunciado, que castiga a quien pide favores sexuales "en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios".
Así, señala que de la declaración testifical se comprobó que la mujer denunciante realizó labores como interventora del PP "antes de que Manuel Baltar ostentase cargo alguno" en Ourense, pero que se trata de una labor "voluntaria y gratuita" por la que "no recibió ninguna prestación económica".
Respecto a su trabajo entre 2009 y 2010 en la Diputación en el departamento de Encuestas no se pudo comprobar si la mujer "trabajaba o no en el Partido", y en relación a un trabajo en una carpa del partido las personas que le ayudaron explicaron que "no percibieron contraprestación de ninguna clase".
En base a estos motivos se considera que "no queda suficientemente justificada" la prestación de servicios" ya sea en el partido político "porque los testigos niegan la realización de actividades retribuidas no acreditadas", o en la Diputación "porque la prestación de servicios se produce hasta el 2010 como máximo", cuando el presidente de éste órgano era José Luis Baltar.
El auto también señala el sobreseimiento de Manuel Baltar en relación a un supuesto delito de cohecho.
Así considera que en las diligencias instructoras practicadas "no resulta suficientemente justificado" que se hubiera "comunicado de forma alguna" con el jefe de Personal (José Luis Suárez) ni con el asesor jurídico de la Diputación en ese momento (José Eugenio Galindo), ni que hubiese "dado instrucción alguna o realizado acto alguno" para que se contratase a la mujer.
SOBRESEIMIENTO PARA JOSÉ LUIS BALTAR
Por estos mismos motivos sobresee la causa contra José Luis Baltar, padre y antecesor en el cargo del actual presidente del ente provincial, investigado por un presunto delito de cohecho. También se desestima la causa en el caso del jefe de Personal al considerar que "no ha quedado suficientemente justificado que haya realizado acto alguno contrario a las funciones de su cargo" como jefe de Personal del ente provincial y contra la mujer que realizó la denuncia.
En su declaración como investigado el jefe de Personal, José Luis Suárez, negó haber recibido ninguna "indicación ni encargo de ninguna clase por parte de un superior" en relación a la denunciante y aseguró que no recibió documentación alguna de la mujer.
El padre de Manuel Baltar y su antecesor como presidente de la Diputación, José Luis Baltar, también investigado por un supuesto delito de cohecho, señaló en sus declaraciones que no había pedido a su hijo que contratase a la mujer.
Además, en sus declaraciones abundó que no pidió a la denunciante hacer nada en el partido y "que no le prometió empleo alguno ni habló con nadie" para que pudiera obtener ninguna plaza en la Diputación.
EL CASO BALTAR
La causa se inició en 2016 a raíz de una denuncia de Teresa F.C., quien acusó ante la Fiscalía a Manuel Baltar de haberle ofrecido un empleo a cambio de sexo y aportó varias pruebas como mensajes que supuestamente le habría enviado el dirigente popular y grabaciones.
La Fiscalía archivó inicialmente esta denuncia, pero Teresa F.C. acudió al juzgado.
Como resultado de este paso, la titular del Juzgado de instrucción número 3 de Ourense acabó citando a ambos implicados, Baltar y la denunciante, en calidad de investigados por un supuesto delito de cohecho.