Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE pide al Gobierno que rectifique por llamar "defraudadores" a los parados

Antonio Hernando PSOEEFE

El secretario de Relaciones Institucionales, Políticas y Autonómicas del PSOE, Antonio Hernando, ha pedido una "rectificación inmediata a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, porque "ha insultado a los parados" llamándoles "defraudadores". En este sentido, ha señalado que, si quiere buscar defraudadores, que "vaya a la calle Génova".

Hernando se ha referido, de esta manera, a los datos que ofreció este viernes la vicepresidenta sobre las cifras de fraude en el cobro de prestaciones por paro. El secretario de Relaciones Institucionales ha realizado estas manifestaciones en Bilbao, donde ha participado en la sesión de apertura de la Conferencia Política de las Juventudes Socialistas.
El dirigente socialista ha afirmado, en relación a esta cuestión, que "no hay derecho" a que, desde el Gobierno, "se le insulte a la gente y se le tome por tonta". Por otra parte, ha asegurado que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) es "una arma de destrucción masiva de la igualdad y de construcción masiva de la desigualdad".
El secretario de Relaciones Institucionales, Políticas y Autonómicas del PSOE ha denunciado en su discurso la gestión del Partido Popular, ya que "en dos años se está destruyendo gran parte de lo construido hasta la fecha".
"Ahora, desde la cuna hasta la tumba somos más desiguales. Empezamos siendo desiguales cuando nacemos, dependiendo de a que hospital vayamos. Son desiguales los estudiantes, a quienes la ley Wert les va hacer más desiguales", ha indicado.
En este contexto, Hernando ha calificado la LOMCE de "arma de destrucción masiva de la igualdad de oportunidades" y de ser un "arma de construcción masiva de desigualdad".
Tras denunciar las "políticas de desigualdad que impulsa el PP", que "se enmascaran" afirmando que son "soluciones necesarias", ha criticado las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que "ha acusado a 500.000 parados de defraudar".
Asimismo, le ha pedido una "rectificación inmediata" porque "todos los parados quieren lograr un empleo lo antes posible" y "no se les puede insultar y despreciar". "En el desprecio a esa gente está el desprecio al conjunto de la sociedad", ha criticado.
"Si la vicepresidenta quiere buscar defraudadores que no los busque en las colas del paro, que vaya a la calle Génova que allí hay muchos. Que hable con la señora Cospedal y le diga cómo financia sus campañas electorales y de dónde saca las donaciones. Si quiere buscar fraude que pregunte en Génova por qué destruyen ordenadores y le pida al ministro Montoro la lista de la amnistía fiscal", ha señalado.
Hernando ha valorado que las familias españolas hagan "cosas extraordinarias" como llegar "con 400 euros a final de mes", por lo que "no hay derecho a que desde el Gobierno se les insulte, se tome a la gente por tonta y se le diga que los salarios suben moderadamente".
"No hay derecho a que el señor Montoro insulte al cine español. Ojalá tuviese el Gobierno el prestigio que tiene el cine español en el extranjero. No hay derecho a que se insulte a los parados", ha añadido.
Asimismo, ha considerado que es "despreciar" a la ciudadanía decir que se está saliendo de la recesión, ya que "de la recesión salen los bancos, no las familias; o la industria que exporta, pero no los parados". "La inmensa mayoría de la gente no está saliendo de la recesión y se les desprecia cuando se les dice que quieren estar a la sopa boba", ha opinado.
LAMPEDUSA
Durante su intervención también ha tenido un recuerdo para los fallecidos en las costas italianas de Lampedusa y ha advertido de que "esos muertos son también nuestros muertos" y deberían avergonzar a la Unión Europea en su conjunto.
"Debería avergonzar a todos los europeos y, desde luego, a los socialistas", ha señalado, para advertir además del "discurso xenófobo de la extrema derecha que quiere inocular el miedo al diferente, al distinto, al pobre".
En este contexto, ha recordado que en 2014 se celebrarán elecciones y europeas y ha abogado por defender la "igualdad y que Europa no sea la de las muros y vallas, sino la de la solidaridad".
"Volvamos a mirar cada uno a su pasado, a nuestras familias, a los que emigraron para acabar con esta lacra del racismo que ha dado lugar a políticas que sólo se encargan de la seguridad", ha añadido.