Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedraz decide si envía a prisión a Villar, tras su declaración

Las 20 horas de registros en su domicilio y su despacho de la Federación fueron sólo el principio. Tras su segunda noche detenido en Las Rozas, Ángel María Villar ha sido conducido en este coche patrulla de la Guardia Civil hasta la Audiencia Nacional. Aquí, ha prestado declaración ante el juez Pedraz. Las cuestiones que debe aclarar son muchas. Entre ellas la que inició la investigación. El pago injustificado de 20 millones de euros a la empresa Santa Mónica Sports de su amigo ya fallecido Jesús Samper, quien obtuvo los derechos televisivos de la selección española para venderlos luego inflados. Aquello fue lo que disparó todas las alarmas en el Consejo Superior de Deportes dependiente del Ministerio de Deporte. Lo de Santa Mónica Sports es presuntamente la punta de un iceberg de maquillaje de cuentas. Antes que Villar padre, ha declarado Villar hijo. Gorka. Él también ha madrugado, en su caso en la comandancia de Tres Cantos junto a los otros dos detenidos, Ramón Hernández y Juan Padrón, mano derecha de Villar.