Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andreu pide a Bankia que aporte la documentación que justifique la existencia de más de 6.000 millones en provisiones

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha solicitado a Banco Financiero y de Ahorros (BFA) y Bankia que aporte "a la mayor brevedad posible" toda la documentación relacionada con el libro diario de las entidades que justifiquen la existencia de provisiones suficientes para hacer frente a eventuales contingencias. En concreto, a Bankia le solicita que explique la existencia de más de 6.000 millones euros destinadas a este concepto.
En una providencia con fecha de este martes, a la que ha tenido acceso Europa Press, Andreu pide que le hagan llegar cuanto antes los documentos recogidos en los libros diarios de las entidades que justifiquen esas provisiones, entre ellas los importes y fechas a cargo y abono en sus cuentas de pérdidas y ganancias.
En concreto, a Bankia le solicita esta información, a fecha de 31 de marzo de 2011, año de la salida a Bolsa, y le exige que justifique de dónde provienen los 6.913 millones de euros que estaban destinados como provisiones "genéricas", "específicas" y "específicas no asignadas", que se concretaban en el folleto de Salida a Bolsa, dentro del apartado denominado "Políticas de control y gestión de riesgos y perfil de riesgo de Bankia".
A la matriz de Bankia, también le pide la misma documentación pero a fecha de 31 de diciembre de 2010, año de su constitución.
Según han informado fuentes jurídicas, con esta petición el juez instructor pretende dilucidar la existencia de estas provisiones, tal y como confirmaron algunos directivos, supervisores del Banco de España e inspectores interrogados como testigos, que avalaron, así, la declaración prestada el pasado junio por el socio auditor de Deloitte, Francisco Celma, que señaló que había un 'colchón' que permitía hacer frente a eventuales contingencias y precisó que ascendían a 3.000 millones de euros; o por el contrario confirmar las tesis de algunos peritos judiciales que negaban su existencia.