Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Andalucía dice que tiene un camino propio frente al Gobierno de Rajoy

La consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha manifestado que en este primer año transcurrido tras las elecciones autonómicas del 25 de marzo de 2012, Andalucía ha demostrado que tiene un camino propio para afrontar estos duros momentos, pese a los "muchos ataques" del Gobierno de Mariano Rajoy.

Díaz ha manifestado que, sin duda, ha sido un año muy difícil y duro para muchas familias y, por ello, el Gobierno andaluz ha querido poner "a las personas por delante de las cifras económicas".
Para Díaz, si algo resume lo que ha sido el primer año desde la celebración de las elecciones es que el Gobierno de José Antonio Griñán, no ha dudado en proteger el Estado del Bienestar; en mantener los servicios públicos que son los que sostienen a las clases medias y trabajadoras, y se ha hecho del empleo y de la reactivación económica el eje principal de nuestra gestión diaria. Ha manifestado que todo ello se ha llevado a cabo, "frente a los muchos ataques que se han producido por parte del Gobierno de la Nación".
Díaz ha recalcado que la hoja de ruta que ha puesto sobre la mesa el Gobierno de Griñán es, sin duda, diferente a todas las políticas que están viniendo tanto del Gobierno de España como de la Unión Europea.
Según Díaz, en esta comunidad hay un problema de liquidez, que también tienen el resto de comunidades autónomas y el Estado o las pymes y los ciudadanos, lo que ha llevado a la Junta a acudir al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que, en modo alguno, es un "regalo, sino un préstamo que estamos pagando al 6%, algo que tienen que saber los ciudadanos".
En cualquier caso, según ha destacado la consejera, en Andalucía hay elementos diferenciadores del resto de comunidades con las medida que el Gobierno autonómico está poniendo encima de la mesa.
Como ejemplo, ha apuntado que en esta comunidad, frente al copago sanitario que se está llevando a cabo en otros territorios, se ha apostado por la subasta de medicamentos, recurrida por el Gobierno central en el Tribunal Constitucional hasta en tres ocasiones.
Otro ejemplo de esa hoja de ruta distinta, según Díaz, es el decreto de vivienda que está elaborando el Gobierno andaluz y que verá la luz después de Semana Santa. En él, según ha puntualizado, se verá reflejada la iniciativa legislativa popular que se está viendo en el Congreso.
"Cuando miles de familias lo están pasando mal y han perdido su puesto de trabajo y hay 500 desahucios al día hay cosas que tienen que seguir cambiando", ha expresado la consejera de Presidencia e Igualdad.
Se ha mostrado convencida de que con los recursos de que se disponen, aunque escasos, se puede marcar "una hoja de ruta diferente", que suponga, frente a la austeridad, al recorte y a deprimir el consumo, apostar por estimular ese consumo, por reactivar la economía y por poner sobre la mesa medidas de crecimiento económico.
Tras aludir a los dos planes de choque por el empleo que se han puesto en marcha en este último año, ha indicado que el Gobierno andaluz tiene "una oportunidad y un reto por delante" y las dos fuerzas que lo integran, PSOE-A e IULV-CA, "son conscientes de la responsabilidad del momento".
Los intereses de los ciudadanos
En su opinión, el momento que estamos viviendo es muy difícil y complicado, pero hay que tener claro que los intereses de los ciudadanos tienen que estar por encima de los intereses políticos.
"Nosotros podemos demostrar desde una comunidad autónoma que representa a ocho millones de ciudadanos que hay otro camino, un camino propio, y una hoja de ruta diferente para hacer las cosas de otra manera", ha indicado.
En este punto, ha hecho alusión al Pacto por Andalucía, impulsado por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que tiene que servir para crear esa "malla, esa red, de todos los agentes sociales y económicos y del conjunto de la sociedad andaluza" para salir de esta difícil situación en las mejores condiciones posibles.
"Tenemos la oportunidad de decidir cómo queremos crecer los próximos años y vamos a hacerlo con el Pacto por Andalucía", según ha expresado Díaz. En ese marco, también ha situado la futura Ley de Transparencia, que marcará un tiempo nuevo en Andalucía, con la "recuperación de la confianza pública".