Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Pastor consolida el adelanto de los Plenos una hora, pero hará nuevas propuestas de conciliación en el Congreso

La presidenta del Congreso, la 'popular' Ana Pastor, ha decidido consolidar por el momento el inicio de los Plenos de los martes a las 15.00 horas, pero ya ha avanzado que no se quedará ahí y tiene previsto proponer a los grupos parlamentarios nuevas propuestas de racionalización de horas en la Cámara.
La semana pasada, Pastor ya trasladó en los distintos portavoces parlamentarios su decisión de adelantar una hora --de las 16.00 a las 15.00 horas-- el comienzo del Pleno extraordinario de este martes, pero ya avanzó que su idea es mantener esta decisión en las sesiones ordinarias sucesivas. De hecho, el Pleno del próximo 14 de febrero también comenzará a las 15.00 horas.
Ahora bien, según ha comentado este martes en la reunión de la Junta de Portavoces, hablará en los próximos días y semanas con los grupos para tratar de adelantar el horario aún más y así evitar que los plenos nocturnos, informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.
¿A LAS 12.00 HORAS?
En su plan de racionalización de horarios estaba iniciar los Plenos de los martes a las 12.00 horas, pero esa propuesta se encontró con los reparos de algunos grupos, porque llevarla a efecto implicaría convocar antes a su vez las reuniones de la Mesa y la Junta de Portavoces.
Ello supondría que la mayor parte de los diputados se vieran obligados en muchos casos a viajar a Madrid con un día de antelación, el lunes, y tener que pasar una noche más en la capital, lo cual no suele ser habitual salvo que tengan reuniones de comisión.
Aunque el horario de los Plenos es una competencia exclusiva de la Presidencia del Congreso, Pastor quiere buscar el consenso con las distintas fuerzas parlamentarias para encontrar una solución que satisfaga a todos.
El debate sobre la racionalización de los horarios surgió en el Congreso después de que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, planteara un pacto de Estado para la conciliación con la intención de que la jornada laboral en España, con carácter general, acabe a las 18.00 horas.