Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Es inútil pretender obtener un éxito coaccionando ilegitimamente a diputados"

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Alfonso Alonso, ha condenado "rotundamente" los actos de acoso protagonizados por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) contra diputados del PP y miembros del Gobierno, el último contra la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

"Es absolutamente inútil pretender que se puede obtener un éxito coaccionando o presionando de manera ilegítima a los diputados del Partido Popular", ha enfatizado el dirigente popular tras los últimos casos de acoso en los domicilios de Sáenz de Santamaría y los diputados Ignacio Gil Lázaro, José Ignacio Llorens y Belén Bajo.
Tras expresar su "absoluto rechazo" por unos actos que son "inaceptables en democracia", el portavoz parlamentario popular ha reclamado el "respeto" a "las reglas del juego democrático, la legalidad vigente y la esencia del sistema representativo" recogido en la Constitución de 1978.
En este sentido, desde el Grupo Parlamentario Popular se ha reiterado que el acoso a los diputados es "ilegítimo, injusto e inútil" y ha recordado que el PP "nunca ha cedido a ningún tipo de presión". "El acoso, la coacción, la persecución y el insulto a los representantes elegidos en las urnas para intentar torcer su voluntad no es aceptable en democracia", ha subrayado.
Finalmente, ha hecho hincapié en la necesidad de que todos los grupos parlamentarios condenen este tipo de actos porque "lo que está en juego es el sistema democrático que nos hemos dado, que no puede ceder ante el acoso a sus representantes legítimos, elegidos en las urnas democráticamente".