Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso reivindica al PP como "freno" a la "radicalidad y populismo" de EH Bildu y Elkarrekin Podemos

Asegura que el Partido Popular "está llamado a ocupar una posición de centralidad" en Euskadi
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, que este sábado será reelegido en el cargo, ha reivindicado la "centralidad" de su partido como alternativa para "frenar la radicalidad y el populismo" de EH Bildu y Elkarrekin Podemos en Euskadi.
Alonso ha lanzado este mensaje en el XV Congreso del PP vasco, durante su intervención en defensa de su candidatura -la única que se ha presentado-- a la reelección como máximo responsable de los 'populares' de Euskadi.
En su discurso, no ha citado de forma expresa el acuerdo presupuestario alcanzado esta semana con el Gobierno vasco. No obstante, sí que ha destacado que el PP "está llamado a ocupar una posición de centralidad" y que, pese a que es la última fuerza de la Cámara vasca, con "sólo nueve parlamentarios", "vamos a demostrar que somos útiles y que podemos ser una palanca de cambio".
"¿Si no está el PP, quién va a frenar la alternativa radical y populista de EH Bildu y Elkarrekin Podemos en el Parlamento?", se ha preguntado. Alonso ha asegurado que su intención como líder del Partido Popular en Euskadi es llegar a una "mayoría social", dado que el PP es una formación con vocación de "gobernar".
"FICCIÓN NACIONALISTA"
En su discurso, también se ha referido al terrorismo de ETA, aunque no ha citado el anuncio de desarme de la banda. Alonso ha destacado que el terrorismo "eliminaba físicamente a quienes tenían algo que ver con la idea de España", cuyo espacio era ocupado por otros "para construir una ficción nacionalista en la que no tenía sitio nadie que discrepara de ella".
En ese contexto, ha afirmado que "alguien tenía que romper el silencio y decir la verdad", y que los miembros del PP, al hacerlo, se sentían "más libres", puesto que no se "callaban" ante los violentos.
El Partido Popular de Euskadi, según ha dicho, representa la "moderación" y defiende "la convivencia en libertad". Además, ha asegurado que es un partido "muy representativo de la sociedad vasca", en la que no tiene por qué ser "obligatorio" sentirse nacionalista. Nuestros adversarios políticos lo saben; unos nos quisieron eliminar físicamente y otros nos tienen miedo", ha manifestado.