Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez-Camacho exige dimisiones para volver a ser escoltada por los Mossos

Alicia Sánchez-CamachoEFE

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, condiciona volver a ser escoltada por los Mossos d'Esquadra a que el director general de la policía catalana, Manel Prat, presente su dimisión de forma "inmediata".

En rueda de prensa, ha señalado este lunes que "Prat ha mentido" porque negó haber estado cerca del lugar donde se detuvo a Francisco Marco, director de la agencia de detectives Método 3, empresa autora de los presuntos espionajes a dirigentes políticos catalanes.
Camacho insta al Gobierno de Artur Mas a dejar de criticarla y dar explicaciones detalladas de todos los hechos, y ha agradecido la profesionalidad de los Mossos que la han escoltado hasta la fecha: "Hoy seguirían siendo mis escoltas y lo seguirían siendo si no fuese por la gravísima actuación" de Prat.
Ha considerado una irresponsabilidad que, poco antes de la detención de Marco, Prat mantuviese un encuentro con la periodista Mayka Navarro, quien antes había estado con el director de Método 3.
Se trata de unos hechos que para Camacho son tan graves que, si Prat no presenta su dimisión, el Gobierno catalán debería cesarlo, y ha lamentado la actitud del Ejecutivo autonómico: "Conmigo nadie ha hablado; sólo me critican".
"Pido al Gobierno que no estén tan nerviosos, que no me critiquen ni me insulten, y digan por qué mienten", ha señalado Camacho, que ha lamentado que se utilicen tanto desde el Ejecutivo catalán como de otras fuerzas políticas estos hechos para arremeter contra el PP, lamentando especialmente la actitud que ha tenido el PSC.
Para ella, el Gobierno catalán solo ha reconocido los hechos cuando se difundió este fin de semana un informe de la Policía Nacional "con horas exactas" de las actuaciones de Prat en los momentos previos y posteriores a la detención de Marco.
También ha pedido explicaciones a Mas, quien tiene una "crisis en el Gobierno" porque, según ha dicho, ya son dos los directores generales del Govern relacionados con Método 3: Prat y el director general de Servicios Penitenciarios, Xavier Martorell --que admitió haber encargado, cuando era responsable de seguridad de CDC, una auditoría a Método 3 sobre la agrupación de CDC en Sabadell--.
La popular también ha asegurado que los Mossos fueron informados de que agentes de la Policía Nacional también la escoltaron: ha asegurado que, a raíz de la presencia de medios en la escuela de su hijo, puso estos hechos en conocimiento de la Delegación del Gobierno, que solicitó a la Policía Nacional un contraseguimiento, del que la policía catalana fue avisada.
"Respeto y aprecio"
Camacho ha puesto énfasis en resaltar su "mayor respeto profesional y aprecio personal hacia todos y cada uno" de los Mossos que en estos últimos cinco años han sido sus escoltas.
"No permitiré que nadie los ponga en duda ni sean utilizados. Renuncio a los escoltas, no por su profesionalidad, atención y aprecio personal, sino por desconfianza hacia su responsable político", ha agregado.