Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los socialistas ya tienen fecha para elegir nuevo secretario general

La Ejecutiva Federal del PSOE ha convocado al congreso extraordinario que los días 27 y 27 de julio designará al nuevo secretario general y ha aprobado el calendario del proceso, que arrancará el 13 de junio con la recogida de avales de los candidatos, que serán proclamados de manera definitiva el 2 de julio. El domingo 13 tendrá lugar la votación en la que podrán participar todos los militantes del PSOE, una reivindicación que ha provocado más de una polémica en las filas socialistas.

Fuentes de la dirección socialista han informado que el 13 de julio próximo  se conocerá el nuevo líder del PSOE y sucesor de Alfredo Pérez Rubalcaba.
La decisión de la militancia se informará en el congreso extraordinario a través de un dictamen comunicado por la comisión organizadora del proceso y en ese cónclave los delegados ratificarán esta decisión y votarán a la Ejecutiva de la nueva dirección.
Además, en el congreso se aprobarán los cambios estatutarios necesarios para que este sistema de voto directo se celebre a partir de este momento en todos los congresos del partido, a nivel federal, autonómico y provincial.
De esta manera, aseguraban estas fuentes, la actual dirección de Rubalcaba deja "blindado" el sistema de 'un militante un voto' para elegir al secretario general y las primarias abiertas para designar al candidato a La Moncloa.
El nuevo sistema de voto en el congreso se ha aprobado por "unanimidad" de todas las federaciones, uno de los requisitos que había establecido Rubalcaba para cambiar las reglas que imperaban hasta ahora.
Y en aras de este consenso, han explicado las mismas fuentes, se ha decidido no fijar un tope máximo de avales a los candidatos, que sí existe para las primarias abiertas.
En la pasada conferencia política, se introduje este límite máximo de apoyos para evitar que un candidato acumulase un número tan alto de avales que dificultase la presentación de otras candidaturas.
Así, podrá ser candidato a la Secretaría General del PSOE cualquier militante que presente un mínimo de unos 10.000 avales, el 5% del total del censo, que se cerró el lunes pasado y que ronda los 200.000 afiliados.
Podrán votar todos los militantes del PSOE, el PSC y las Juventudes Socialistas.