Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Supremo ratifica los cuatro años de cárcel para 'Alfon'

'Alfon', absuelto del delito de atentado y condenado a un año por resistenciaEFE

El Tribunal Supremo (TS) ha ratificado la condena a 4 años de cárcel impuesta por la Audiencia de Madrid a Alfonso Fernández Ortega, conocido como Alfon, por llevar un artefacto explosivo oculto en una mochila el día de la huelga general del 14 de noviembre de 2012, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

En una audiencia cerrada, los magistrados han deliberado en las últimas horas sobre el recurso contra la sentencia dictada ya hace más de un años.
Como el Alto Tribunal ha mantenido la pena, 'Alfon' deberá ingresar en prisión.
Esta condena se sumaba a otra que le impuso un juez de lo Penal por un delito de resistencia a la autoridad que cometió el 19 de junio de 2012.
ARTEFACTO EXPLOSIVO CASERO
Los magistrados de la Sección 30 de la Audiencia madrileña imponen al joven una pena de cuatro años de prisión por un delito de tenencia de sustancias explosivas, delito recogido en el artículo 568 del Código Penal. La Fiscalía solicitó en el juicio una condena de cinco años y seis meses de cárcel.
Según el fiscal, el acusado se encontraba ese día en las proximidades de la avenida de Buenos Aires de Madrid portando una bolsa de plástico de gran tamaño, en cuyo interior había un artefacto explosivo de fabricación casera.
En el juicio, Alfon denunció que la Policía le amenazó con imputarle tenencia de explosivos si no identificaba fotográficamente a miembros de los bukaneros, una de las peñas del Club deportivo Rayo Vallecano, u otros jóvenes de grupos antifascistas.
El procesado relató entonces que el 14 de noviembre de 2012 se dirigió a casa de su tío Alfredo para más tarde acudir a un piquete informativo de la huelga para "realizar labores de información". Cuando se encontraba en la Avenida de Buenos Aires, un dispositivo policial le detuvo.
En contra de la versión de los agentes, negó que tanto él como sus acompañantes portaran ninguna bolsa y explicó que fueron los policías quienes les exhibieron la mochila en el momento de la detención.