Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Feijóo erige a Galicia "en la esperanza" frente al "asfixiante drama" del paro

Alberto Núñez FeijooEFE

El líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha prometido este sábado su cargo como presidente de la Xunta en un acto sencillo en el Pazo do Hórreo, donde ha situado la lucha contra el "asfixiante drama del paro" como uno de los principales retos para su segundo mandato. Al tiempo, ha proclamado que, frente a las dificultades, "existe la esperanza y es Galicia", a la que ha pedido que le "guíe".

"Existe la esperanza. La conocemos, la construimos, la vivimos. Esa esperanza existe y es Galicia. Que inspire los pasos que seguiremos dando. Que guíe mis decisiones. Que juntos alcancemos el progreso y el bienestar que precisamos y merecemos", se ha encomendado Feijóo, en un acto en el que también ha intervenido la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, en representación del Gobierno central.
   Las primeras palabras del mandatario en un acto "austero" que se prolongó apenas media hora han sido para los gallegos, a quienes se ha referido como "la razón de ser" de las responsabilidades que asume y a los que ha agradecido la "confianza mayoritaria" que le otorgaron en las pasadas elecciones. "Gracias a ellos tengo el honor, por segunda vez, de presidir Galicia", ha manifestado.
   Dicho esto, ha garantizado que las "obligaciones" que supone su cargo no le son ajenas, antes de añadir que se hace cargo de ellas "consciente de la necesidad de esperanza" del pueblo al que representa. Pese a todo, se ha mostrado optimista y convencido de que los gallegos serán capaces de hacer frente a los "retos" pendientes.
   Por su parte, ha asumido el "firme compromiso" de que "cada día", en los próximos cuatro años, dará "el máximo" de sí mismo "por y para" los gallegos. "Por Galicia y para Galicia, gobernando para todos los gallegos representados aquí, en la pluralidad de la Cámara", ha sentenciado, en un acto al que no acudieron representantes de dos de los cuatro grupos que forman parte del hemiciclo: el BNG y Alternativa Galega de Esquerda (AGE), pese a que fueron invitados.
Llamada a la unidad
   "Todo, para ser grande y fuerte, une, junta y reconcentra", ha parafraseado al poeta Curros Enríquez, para lanzar una llamada a la unidad, convencido de que "una Galicia unida hace una mejor Galicia y Europa y España forman parte de este objetivo". "Sabemos donde queremos estar y donde seguiremos estando. Galicia está en Europa y hace mejor Europa. Galicia está en España y hace mejor España", ha advertido.
   Tras agradecer a Su Majestad El Rey la firma de su decreto de nombramiento, con cuya lectura arrancó el acto la jefa del Legislativo, Pilar Rojo, le ha transmitido que la "determinación" de la Comunidad y la suya propia es la de contribuir "a la recuperación de la nación". También ha dado las gracias al Gobierno central, representado por Sáenz de Santamaría y la ministra de Fomento, Ana Pastor, por su apoyo "reciente" en asuntos "trascendentales".
   Decidido a seguir trabajando de la mano con el Ejecutivo de Rajoy para abrir "nuevas posibilidades de progreso y bienestar", ha reconocido los problemas de la actual sociedad y ha remarcado que el gobernante "no puede elegir la época en la que le toca gobernar", pero ha advertido de que esta cuestión "no supone ninguna licencia para que abdique de sus responsabilidades o se deje llevar por la resignación".
   No en vano, ha señalado que pocas sentencias resumen "mejor" los deberes de un gobernante y el significado de la política que la Constitución de 1812 que en uno de sus artículos constata que el "objeto del Gobierno es la felicidad de la nación". Por su parte, ha asegurado que la misión del gobernante democrático es "catalizar las virtudes" de la ciudadanía para transformarlas en "decisiones adecuadas".
   "Hago mía la fuerza de los gallegos, de todos los gallegos sin excepción, para ser capaces de salir adelante juntos", ha proclamado, convencido de que, aunque son numerosos los "retos" pendientes y el "drama" de los gallegos sin empleo que son "víctimas de una situación que no provocaron" es "asfixiante", sí hay "esperanza".
Legado, libertad y autogobierno
   "Esa esperanza está inscrita en el legado que nos dejaron padres, abuelos y antepasados", ha defendido, antes de mostrarse decidido a cumplir con la "obligación" contraída con la "epopeya" de los gallegos que "nunca se rindieron". También ha detectado la esperanza en las democracias del mundo, entre las que ha situado a Galicia, y ha reivindicado la libertad como "el mejor antídoto contra los problemas".
   Así, ha destacado que la Comunidad gallega "tiene y practica" la libertad y ha añadido que la "esperanza" también está garantizada por su autogobierno, por su presencia en una España "que se enriquece con la diversidad" y por su pertenencia a una Unión Europea (UE) que, pese a todo, "sigue representando un oasis de paz y progreso en un entorno convulso".
   "Esa esperanza existe porque formamos una gran familia. Somos una sociedad vital, plural, diversa", ha remarcado, antes de apelar a los pensamientos "variados" que conviven en su país. Un país, ha añadido, en el que "no rige el pensamiento único ni una identidad exclusiva", sino que las identidades son "múltiples".
"ESA ESPERANZA EXISTE Y ES GALICIA"
   En cualquier caso, ha matizado que esta variedad no impide esfuerzos "mancomunados" y ha constatado la existencia de "anhelos compartidos" que hacen "más fuertes". "En este siglo XXI somos un país seguro en el que se puede confiar y que confía en su futuro", ha subrayado, antes de dar por seguro el éxito futuro pese a las dificultades.
   "Los que nos precedieron son la certeza de que lo logremos. La democracia, lo que nos permite avanzar. Con el autogobierno seguiremos por delante. Y el apoyo entre todos los gallegos son los ánimos que se necesitan", ha defendido, convencido de que el esfuerzo "merecerá la pena".
   En este escenario, ha concluido que la esperanza "existe y es Galicia", antes de pedir que le guíe en sus pasos futuros y de dar por seguro que trabajando unidos llegará el progreso. "Avanzaremos. Llegaremos. Resurgiremos", ha concluido su discurso, al que ha puesto punto final volviendo a encomendarse a "Galicia, Galicia y Galicia".
Amplia representación de la sociedad
   Al evento, que arrancó a las 12.00 horas y concluyó apenas 30 minutos después con la interpretación del Himno de Galicia, ha acudido una nutrida representación de la sociedad gallega y, además de Sáenz de Santamaría, ha participado la ministra de Fomento, Ana Pastor, así como los expresidentes gallegos Gerardo Fernández Albor, Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño.
   También se ha sumado Elvira Fernández, esposa del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, varios alcaldes, los cuatro presidentes de las diputaciones, expresidentes de la Cámara autonómica, y el vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, que acudió en representación de la dirección estatal del PP, entre otros dirigentes.