Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La juez Alaya asume la causa de las supuestas facturas falsas de UGT

El juez decano de Sevilla, Francisco Guerrero, ha decidido que la primera denuncia de Manos Limpias contra el sindicato UGT en Andalucía por el caso de las supuestas facturas falsas sea investigada por la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, que también se encarga del caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos tramitados por la Junta de Andalucía.

Según han informado fuentes judiciales, esta primera denuncia había recaído inicialmente en el Juzgado de Instrucción número 9, que había llegado a incoar diligencias previas, pero finalmente el juez decano ha optado por que la denuncia sea investigada por Alaya al entender que "conoce los mismos hechos por razones de investigación judicial" con anterioridad al Juzgado de Instrucción número 9.
Las mismas fuentes han precisado que en este caso "ha primado el conocimiento previo de los hechos" que tenía la magistrada Mercedes Alaya frente a la "incoación de diligencias previas" por parte del Juzgado de Instrucción número 9.
Hay hasta ocho ampliaciones de la denuncia inicial presentada por Manos Limpias contra UGT-A aún pendientes de reparto, pero que previsiblemente también recaerán en el Juzgado de Mercedes Alaya.