Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marlaska deja en libertad a los cinco detenidos de una célula que financiaba Al Qaeda

Agentes de la Guardia Civil conducen a uno de los detenidos al regitro de una de las dos carnicerías del barrio pamplonés de San Jorge FOTO: EFEcuatro.com

El juez asegura que "No hay sólidos indicios de criminalidad"

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska considera que "no hay sólidos indicios de criminalidad" para ingresar en prisión a los cinco detenidos el pasado martes por la Guardia Civil, acusados de pertenecer presuntamente a una célula que financiaba a grupos de la red terrorista de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).
En el auto, Grande-Marlaska ha destacado la ausencia de los citados indicios, "más allá de suposiciones concretas" que, a su entender, carecen de "la precisa potencialidad en extremos de acreditar el relato histórico objeto de investigación".
Mohamed Talbi, Hakim Anniche, Mounir Aoudache, Abdelghaffour Bensaoula y Ahmed Benchohra fueron arrestados en las localidades de Navarra e Irún (Guipúzcoa). Todos ellos son de nacionalidad argelina y tienen edades comprendidas entre los 36 y 49 años.
El juez Grande-Marlaska ha acordado libertad provisional para los sospechosos, si bien deberán comparecer ante el juzgado de su domicilio los días 1 y 15 de cada mes, no podrán abandonar territorio español sin autorización judicial y deberán comunicar cualquier cambio de domicilio.
Según el juez, si bien la medida de prisión provisional puede justificarse atendiendo a "criterios objetivos" como la gravedad de la pena o el tipo de delito, en un momento posterior "el paso del tiempo obliga a ponderar si se han modificado no sólo estas circunstancias, sino también las circunstancias personales".
"Los indicios previamente valorados, objeto de una ingente investigación de la Guardia Civil, no se han visto suficientemente confirmados en extremos de conformar un juicio de comisión del hecho y de la participación más allá de la posibilidad analizada en resoluciones previas", ha señalado.
La Guardia Civil realizó tras las detenciones varios registros en domicilios y locales en las localidades navarras de Pamplona y Berriozar y en las guipuzcoanas de Irún y Legorreta, y se incautó de abundante material informático y documentación que deberá ser analizada.
El ministro del Interior, Antonio Camacho, aseguró en referencia a la operación coordinada por el magistrado de la Audiencia Nacional que los arrestados desempeñaban funciones de "captación y apoyo logístico" para la célula de Al Qaeda en el Magreb.