Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los supuestos pagos de Bárcenas a Rajoy y otros líderes del PP no serían delito fiscal

Un nuevo informe de Hacienda asegura que, de ser ciertos los sobresueldos que el extesorero del PP dice haber pagado a altos cargos del partido como el actual presidente Mariano Rajoy no supondrían delito fiscal. La Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) dice que los pagos efectuados antes de 2007 ya estarían prescritos mientras que los hecho desde 2008 no serían delito fiscal ya que no habrían excedido el límite de los 120.000 euros.

La Oficina Nacional de  Investigación del Fraude, del Departamento de Inspección Financiera y Tributaria de la Agencia Tributaria, ha hecho este informe que ha sido presentado al juez del caso. 
En dicho documento, se especifica que, de ser ciertos los pagos reconocidos por el extesorero Luis Bárcenas a altos cargos del partido, no supondrían delito fiscal. 
Tal y como se explica, los supuestos pagos realizados antes de 2007 ya estarían prescritos y los hechos después de 2008 no podrían ser tipificados como delito ya que las cantidades expresadas son inferiores a los 120.000 euros, límite por el que los pagos serían considerados delitos.
El arquitecto de Génova, imputado
Horas antes de conocerse el nuevo informe de Hacienda, se había conocido que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz había imputado al arquitecto Gonzalo Urquijo, que dirigió el proyecto de renovación de la sede del Partido Popular (PP) en la calle Génova en el año 2008, al considerar que podría haber cobrado en negro el 30 por ciento del coste de la obra, que fue recogido en tres apuntes de los denominados 'papeles de Bárcenas'.
En un auto dictado este lunes, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 imputa a Urquijo como responsable de la mercantil Unifica, cuya sede en la calle Conde de Peñalver de Madrid fue registrada el pasado viernes, por los presuntos delitos contra la Hacienda Pública, falsedad documental y falsedad contable.