Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La semana de Ada Colau

Intentaba pasar desapercibida pero todos los objetivos apuntaban a ella. Los sondeos daban a Ada Colau la alcaldía de Barcelona. Y ese destino,y los votos, demostraron que podía haber un cambio. El partido de Ada Colau se convertía en la lista más votada. Entre lágrimas la ya alcaldesa electa lanzaba su primer mensaje.Y tras su victoria en las elecciones, su primera rueda de prensa la celebra a las puertas del ayuntamiento que quiere gobernar los próximos cuatro años. Y llega la imagen más esperada: reunión entre Colau la vencedora y Trias el alcalde saliente, o no. El Partido Popular y sectores empresariales le habrían propuesto evitar que Colau sea alcaldesa. Pero mientras la calle espera que no le defraude. Entre los empresarios hay cierta preocupación. También en la Guardia urbana donde su cúpula se plantea dimitir. Colau querría eliminar algunas unidades para evitar duplicidades con los Mossos d’Esquadra. Y a la espera de tomar el bastón de mando de Barcelona, Colau sigue con su activismo. Se reúne con los trabajadores encerrados en la sede de Telefónica. Y parece que el efecto Colau parece que empieza a funcionar. Finalmente habrá reunión entre empresa y trabajadores.