Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los esfuerzos se centran en recuperar los cuerpos de los militares españoles

Una semana después del accidente los servicios de rescate han localizado los cuerpos sin vida de los tres militares españoles desaparecidos después de que se estrellara su helicóptero frente a las costas del Sáhara occidental. Los cadáveres se encontraban dentro de la cabina de la aeronave y la prioridad ahora es rescatarlos, tarea que se está complicando por el estado del mar.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha sido el encargado de dar la triste noticia. Después de informar a las familias ha dado una rueda de prensa para comunicar la muerte del capitán José Morales, al teniente Saúl López Quesada y al sargento Jhonander Ojeda.
Los servicios de emergencia encontraron los cuerpos sin vida de los militares en la cabina del helicóptero, hundida a 40 metros de profundidad, que se estrelló hace una semana en las costas del Sáhara occidental cuando volvían desde Senegal a Gran Canaria.
Morenés ha insistido en que el objetivo ahora es "recuperar los cuerpos y subirlos al buque 'Rayo' con todas las garantías de seguridad y el buen fin de la operación", labores que se pueden alargar debido al mal estado del mar.
SERÁN TRASLADADOS A LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
Así, ha dicho que una vez sea izado el helicóptero los cuerpos de los fallecidos "serán trasladados a Las Palmas de Gran Canaria para continuar con los trámites judiciales establecidos".
Morenés ha explicado que con este desgraciado hallazgo el juez "ha levantado el secreto de las actuaciones". También ha precisado que seguirá "informando de aquellas actuaciones que se tengan que realizar".
El ministro ha precisado que la "prioridad número uno", dada las malas condiciones de la mar, es la "seguridad" de las personas que participan en las labores de rescate.