Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump sigue imparable mientras Sanders y Clinton se reparten Michigan y Misisipi

Donald Trump y Hillary ClintonReuters

El magnate Donald Trump, favorito para alzarse con la nominación del Partido Republicano y luchar por la Casa Blanca, se anota otra gran noche tras lograr la victoria en las elecciones primarias de los estados de Michigan y Misisipi, con un 37 y un 47 por ciento de los votos, respectivamente, mientras que Ted Cruz trata de seguir su estela ganando en Idaho. En el bando demócrata, el senador por Vermont, Benie Sanders, ha logrado una importante victoria en Michigan, por un ajustado 50 por ciento, frente al 48 por ciento de Hillary Clinton, pero la exsecretaria de Estado se ha impuesto con amplio margen en Misisipi y mantiene su ventaja.

De esta forma, a falta del recuento en el estado de Hawái, que también está en disputa en la noche de este martes, Trump afianza su liderazgo entre los candidatos republicanos, seguido de Cruz, que ha logrado importantes victorias en las últimas semanas y se ha hecho con el segundo puesto tanto en Michigan como en Misisipi.
En concreto, Trump ha obtenido el 47 por ciento de los apoyos en Misisipi, frente al 36 por ciento de Cruz, con el 99 por ciento de los votos escrutados. En un porcentaje similar de recuento, el magnate vence en Michigan con un 37 por ciento de los sufragios, seguido también por Cruz --con un 25 por ciento--.
En Idaho, sin embargo, el senador por Texas ha tomado la delantera, con el 44 por ciento de los votos --frente al 28 por ciento de Trump--, con el 61 por ciento del escrutinio. Hasta este momento, Trump sumaría 59 delegados por los 44 de Cruz.
Por su parte, Marco Rubio, que está teniendo un discreto desempeño en estas elecciones primarias del Partido Republicano, queda relegado a un cuarto puesto este martes, por debajo incluso del gobernador de Ohio, John Kasich, con apenas un 9 por ciento de los votos en Michigan y un 5 por ciento en Misisipi.
Kasich ha logrado sumar hasta el momento 17 delegados en esta jornada, tras obtener el 24 por ciento de los votos en Michigan, el 9 por ciento en Misisipi y el 7 por ciento en Idaho.
"Soy, sin dudas, el candidato más presidenciable. El único que puede vencer a Hillary Clinton", ha dicho Trump tras conocer los primeros resultados de la noche. "Todos y cada uno de los que me han atacado están cayendo", ha agregado el multimillonario.
Desde el estado de Florida, Trump ha dado las gracias a los votantes de Michigan y Misisipi, al tiempo que se ha jactado de estar captando a indecisos e, "incluso, a algunos demócratas". "Espero que los republicanos lo aprovechen. Tenemos a demócratas cambiando de bando y a independientes que vienen", ha agregado.
El triunfo en Michigan, el mayor premio de la noche, da impulso a Trump de cara a la decisiva la votación del 15 de marzo, cuando se elegirán los delegados en los poderosos estados de Ohio, Florida, Illinois, Misuri y Carolina del Norte.
Las primarias republicanas en Florida y Ohio otorgan todos los delegados del estado al ganador. Si Trump, de 69 años, se impone en esos estados y gana delegados en otras primarias la próxima semana, podría sacar de la carrera a Rubio y Kasich y complicar las opciones de Cruz de alcanzarlo.
MÁS REÑIDO EN LOS DEMÓCRATAS
El senador por Vermont, Benie Sanders, ha logrado una importante victoria en las elecciones primarias del estado de Michigan, por un ajustado 50 por ciento, frente al 48 por ciento de Hillary Clinton, pero la exsecretaria de Estado se ha impuesto con amplio margen en Misisipi y mantiene su ventaja.
Clinton y Sanders se han repartido las victorias, pero la exprimera dama sale reforzada y mantiene sus aspiraciones de lograr la nominación del Partido Demócrata para luchar en noviembre por la Casa Blanca.
En concreto, Sanders ha logrado el 50 por ciento de los apoyos en Michigan, frente al 48 por ciento de Clinton, con el 92 por ciento de los votos escrutados. Por su parte, la exsecretaria ha logrado el 83 por ciento de los sufragios en Misisipi --por el 16 por ciento del senador por Vermont--.
Con estos resultados, Clinton logra sumar 81 delegados y Sanders se queda en 64 --a falta de concluir los recuentos--, sin poder recortarle distancia a la exsecretaria de Estado, quien cuenta con un fuerte respaldo de los votantes afroamericanos, que representan a más de la mitad del electorado demócrata.