Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los equipos de los líderes preparan el debate a cuatro en plató

Decorado circular, en gris y blanco. Ellos de pie y detrás de un atril. No habrá público en el plató y no podrán consultar el móvil.

Mariano Rajoy ha pedido situarse a la izquierda de sus pantallas. En el otro extremo, a la derecha, estará Pablo Iglesias. En el centro, Pedro Sánchez y Albert Rivera. Disputa dialéctica de dos horas con dos cortes publicitarios de 10 minutos y con tres presentadores de tres canales de televisión, entre ellos, Pedro Piqueras. Va a ser el único debate televisivo que verán en esta campaña. Rajoy no ha querido repetir el cara a cara con Pedro Sánchez. Esta vez apuesta por el combate a cuatro. Giro en la estrategia del PP respecto a la anterior campaña. En el único debate a cuatro antes del 20-D, Rajoy envió a su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría.Esta vez no se repetirá un clásico televisivo en periodos electorales. El frente a frente entre presidente del Gobierno y líder de la oposición. Argumenta el PP que las encuestas no dejan claro quién es el que disputa la presidencia a Rajoy, si el PSOE o Podemos.No es el terreno preferido del presidente a pesar de haber protagonizado tres de los cuatro enfrentamientos cara a cara en la historia televisiva de nuestro país. Frente a Zapatero en 2008, Rubalcaba en 2011 y Pedro Sánchez el pasado diciembre. Más de 15 televisiones han confirmado que emitirán el debate a cuatro en directo. Se verá en Alemania y en países de Latinoamérica. Acreditados más de 500 periodistas para este acontecimiento que podrán ver mañana en Telecinco a partir de las 21:00h con un especial previo.