Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La abstención en la posible investidura de Rajoy divide a los socialistas

La pérdida de votos y escaños de los socialistas no ha impedido al PSOE recordar que sigue siendo la alternativa al PP y, por eso, no puede permitir que Mariano Rajoy siga en La Moncloa. Su secretario general, Pedro Sánchez, defendió este lunes ante la Ejecutiva de su partido que no van a facilitar un gobierno del PP, ya sea por activa o por pasiva, con su abstención. Pero ¿están todos los barones de acuerdo con esta postura? El próximo Comité Federal convocado para el próximo 9 de julio despejará las dudas.

usana Díaz: "El partido va a cumplir su palabra de no apoyar "ni a uno ni a otro"
La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha considerado que "los ciudadanos hablaron el domingo con mucha claridad" situando al PSOE en la oposición, "si con 90 escaños no fue posible que formáramos gobierno, con 85 menos", mientras ha apuntado que además esta vez se ha ampliado la diferencia entre el PSOE y el PP hasta los 52 escaños. Por eso, el PSOE ahora debe, desde la oposición, "reconstruir" el partido para "tener un proyecto de gobierno" porque España "necesita un PSOE fuerte, que esté en condiciones para volver a ser una alternativa de gobierno"

Sobre la posibilidad de que tener que celebrar unas terceras elecciones, Susana Díaz ha manifestado que es para ella "impensable" porque "el país no se lo puede permitir" y sería "una irresponsabilidad histórica". "Sería infame como país que no se produjera el acuerdo y tuviéramos un Gobierno", ha agregado.

En el próximo Comité Federal, la secretaria general del PSOE-A ha dicho que debe haber mucho diálogo para que entre todos los socialistas encuentren cuál debe ser el espacio que debe ocupar el PSOE en la oposición, así como hacer autocrítica por unos resultados que no han sido satisfactorios. "Si no estoy contenta con el 31,2 de respaldo en Andalucía, imagínate con el 22,6 en España", ha dicho antes de recordar que el PSOE es un partido "de mayorías amplias" y para volver a eso deben ponerse a trabajar los socialistas con "un debate sincero pensando siempre en los ciudadanos".

"No me gusta hacer leña del árbol caído ni llorar sobre la leche derramada", ha dicho Susana Díaz sobre los resultados y para agregar que "lo hecho, hecho está y ahora tenemos que mirar al futuro" de un partido que es "fuerte" y que va a cumplir su palabra de no apoyar "ni a uno ni a otro", en referencia a Rajoy y a Pablo Iglesias , más cuando entiende que "la mera hipótesis de que pudiéramos formar gobierno con Podemos nos ha restado credibilidad".
Meritxell  Batet, contra la investidura de Rajoy
En la línea de Pedro Sánchez está la número uno del PSC por Barcelona, Meritxell Batet, quien ha afirmado que los socialistas no contemplan "la posibilidad de apoyar al PP, ni facilitar un gobierno del PP".
En declaraciones a Onda Cero, Batet ha recalcado que el PSOE ya fijó su posición de manera "muy clara" el 20-D y ha defendido que "los resultados en absoluto justifican un cambio de esa posición".
Además, ha argumentado que una abstención del PSOE no es necesaria para que gobierne el PP, porque los 'populares' tienen 137 escaños, así que "pueden hablar con muchas formaciones" que, además, son de "derechas", entre ellas CDC.
Por eso, en declaraciones a los periodistas, ha defendido que el PP es ahora el partido que "tiene que abrir negociaciones con todas las fuerzas con representación en el Hemiciclo". Y ha recalcado que el PSOE "no contempla la abstención", porque es "la alternativa al PP".
Eso sí, preguntada acerca de si los socialistas deberían intentar formar gobierno si el PP fracasa, ha subrayado que "habrá que verlo". "Primero tiene que intentarlo el PP y habrá que ver si fracasa o no fracasa", ha remachado.
Sánchez Vara, pide “facilitar que haya un gobierno”
Pero no todos en la cúpula del PSOE son de la idea de un veto frontal a la investidura de Mariano Rajoy. Algunos barones socialistas han interpretado los resultados del 26-J de forma diferente y piden a la dirección mayor responsabilidad con las urgencias del país. Uno de ellos es el secretario general del PSOE de Extremadura y presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, quien ha abogado por que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, "forme gobierno" cuanto antes, y que el PSOE vaya "a la oposición"
En rueda de prensa este lunes en Mérida, Fernández Vara aseverado que en las elecciones generales de este pasado domingo "la gente ha dicho el PSOE a la oposición, y el PSOE se va a la oposición", así como que "una mayoría de españoles ha dicho que quiere que Rajoy sea su presidente, y los demás no lo pueden obstaculizar", ha dicho.
"Nosotros a la oposición y Rajoy que forme gobierno, que asuma la responsabilidad que no asumió en enero, yo creo que debe haber gobierno cuanto antes", ha considerado el dirigente socialista extremeño tras los resultados electorales, y ha instado a Rajoy a que "empiece a negociar".
Según ha aseverado Fernández Vara, en la actualidad "las circunstancias son enormemente delicadas", por lo que "España necesita un gobierno", y que haya "cuanto antes alguien al timón del barco".
En esta línea, ha defendido que "el PSOE se va a la oposición y desde allí le va a ganar las siguientes elecciones a Rajoy, pero desde la oposición". Ha añadido a continuación que "evidentemente Rajoy tiene que ir a la investidura y entre todos hay que facilitar que haya un gobierno, y que lo haya cuanto antes".
Puig, el PP “tiene que gobernar sí o sí de otra manera”
A mitan de camino entre ambas posturas se ha quedado el presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV, Ximo Puig quien ha recalcado que el PP es quien está "llamado a mover ficha para intentar configurar nuevo gobierno", y ha hecho notar que "la suma de las derechas de España es suficiente para poder desarrollar un acuerdo, aunque necesitará tener cintura, dialogar y comprometerse con otras fuerzas".
A su juicio, el PP "ha logrado muy buen resultado pero lejos de la mayoría absoluta y tiene que gobernar sí o sí de otra manera, con más humildad y diálogo". En el caso valenciano, le ha instado a "gobernar de una vez por todas con lealtad institucional".
Preguntado por qué debe responder Sánchez al PP en la negociación, Puig ha manifestado que le contestará que el PSOE es el "adversario democrático del PP y va a estar en la oposición defendiendo su programa y los intereses generales". "A partir de ahí, el PP tiene la legitimidad para intentar formar gobierno rápidamente", ha indicado, y ha confiado en que sea pronto.
Interpelado por si sería partidario de una abstención del PSOE que permitiera que el PP accediera al gobierno, Puig ha insistido en que "a quien le corresponde sumar es al PP" y sobre si Pedro Sánchez debe seguir al frente de los socialistas, ha considerado que lo decidirá el propio Sánchez "y el conjunto del PSOE en el momento correspondiente tras un proceso de reflexión que tenemos que asumir".