Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los termómetros bajan en el norte de la Península y suben en el resto de España

La ola de calor se relajará este fin de semana en el norte de la Península y en Canarias, donde descenderán las temperaturas, mientras que se intensificará en el resto, ya que se espera que los termómetros suban en Andalucía y que alcancen valores "significativamente altos" en áreas del centro y sur de la Península.

Según ha informado la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals, este sábado y el domingo la Península estará bajo la influencia de dos anticiclones centrados sobre las Azores y sobre Europa Occidental, por lo que los cielos estarán poco nubosos o despejados en la mayor parte de España, aunque persiste la ola de calor "inusualmente larga" sobre el conjunto del país.
En concreto, ha dicho que únicamente se espera que haya cielos nubosos o con intervalos nubosos en el extremo norte peninsular y que se produzcan lluvias débiles probablemente en el Cantábrico. Además, prevé algún chubasco o tormenta en el Pirineo catalán y en el norte de las islas canarias occidentales.
Además, estima que los cielos poco nubosos o despejados seguirán hasta mediados de la próxima semana en la mayor parte de la Península y Baleares y únicamente en las comunidades cantábricas y en las zonas litorales de Galicia puede haber periodos con cielos nubosos y algunas lluvias débiles.
El viento este fin de semana soplará de componente norte en el tercio norte peninsular y Canarias, donde en sus islas occidentales habrá intervalos fuertes. En el resto de la Península y Baleares el viento soplará flojo y se esperan brisas en los litorales.
Tras el fin de semana, entre el 13 y el 19 de julio, Casals espera pocas variaciones atmosféricas y cielos poco nubosos o despejados en la mayor parte del país, excepto en el Cantábrico, donde a partir del miércoles estará nuboso o con intervalos nubosos con posibilidad de lluvias débiles, especialmente en Asturias. También habrá intervalos de nubosidad de evolución diurna en el noreste peninsular, no descartándose algún chubasco o tormenta.
Respecto a las temperaturas, la portavoz cree que no experimentarán cambios "notables" y que permanecerán significativamente altas en amplias zonas del sur y este de la Península y de Baleares.
Esto significa que "de nuevo" superarán los 40 grados centígrados en la zona centro y en el cuadrante suroeste peninsular, sobre todo en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir. En el resto de las zonas interiores las máximas podrán superar los 35 grados centígrados.
Por su parte, en las zonas costeras, espera que las temperaturas se alivien por las brisas. En cuanto a las mínimas, estima que se mantendrán también en general por encima de los 20 grados centígrados y que podrían superar los 25 grados centígrados en zonas del valle del Guadalquivir y zona centro peninsular.
Finalmente, ha apuntado que las comunidades cantábrica y Galicia quedarán al margen de esta ola de calor y Baleares, aunque en este archipiélago subirán las temperaturas a mediados de la próxima semana.