Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los egipcios no secundan ni el plan ni el calendario del vicepresidente Suleimán

Decenas de miles de egipcios han vuelto a pedir a Mubarak que abandone el poder. Se han concentrado en la plaza de la Liberación de El Cairo y cientos de ellas se han quedado sin poder acceder ya que se mantiene el acceso controlado al epicentro de las protestas. El vicepresidente Omar Suleimán ha anunciado que el Gobierno tiene un plan y un calendario para la transición a la democracia; ha anunciado el nombramiento de una comisión para la reforma de la Constitución y ha prometido que el Gobierno no perseguirá a los manifestantes que llevan ya dos semanas en la calle pidiendo la salida del Gobierno y un cambio profundo.
"Fuera Mubarak"
En Alejandría, la segunda ciudad del país, decenas de miles de personas se han unido para protestar y gritar "fuera, fuera, Mubarak". El sentimiento unánime de los manifestantes es que la revuelta no tiene marcha atrás y que lo que les ofrece ahora mismo el Gobierno no les convence ya que el pueblo está reclamando un cambio profundo de régimen que lleve al país a la democracia y no medidas que sirvan sólo para desactivar las protestas.
Suleimán ha asegurado, además, que el Gobierno no perseguirá a los manifestantes. Numerosos líderes juveniles han sido liberados en los últimos días y ls agencia oficial MENA ha anunciado la salida de prisión de 34 presos políticos aunque las detenciones continúan.
También se ha anunciado la subida de sueldo a los funcionarios y una subida de las pensiones, además de la revisión del resultado de las legislativas de diciembre que fueron consideradas fraudulentas. Todos estos anuncios de Suleimán no han logrado aplacar a los manifestantes.