Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 200 niños piden a los políticos mejoras en educación, la igualdad, la protección, la sanidad e inmigración

El IV Encuentro Estatal de Consejos de Participación Infantil y Adolescente ha cerrado su última edición con el 'Manifiesto de Santander', que recoge las propuestas de los 200 representantes de 49 Consejos de diferentes localidades españolas, en el que los niños exponen su deseo de que los políticos escuchen sus propuestas de mejora en áreas como la educación, la igualdad, la protección o la sanidad, y también que demuestren su compromiso con la infancia de otros países, como los niños migrantes y refugiados.
"En este encuentro hemos hablado sobre temas de protección. Nos preocupa mucho el tema del acoso escolar, por ejemplo. Creemos que es un tema que se debe hablar a los niños desde pequeñitos y en todos los entornos, no sólo en el colegio, también en el hogar, o en el centro de salud", explica Edita, de 16 años.
Según ha informado este martes 8 de noviembre UNICEF Comité Español, los niños consideran que la protección "es una cuestión que no debe centrarse sólo en arreglar lo que ya está hecho, sino en poner en marcha medidas de prevención". Así, los niños que han participado en el encuentro abogan por implementar medidas de conciliación familiar como "un instrumento fundamental del sistema de protección".
En materia de salud, los niños piden a los representantes políticos que la sanidad sea "gratuita y de calidad para todos", así como solicitan la creación de más hospitales en el medio rural y la regulación "más estricta" de la venta de alcohol y drogas.
Por otro lado, los participantes han debatido sobre fórmulas para conseguir una educación de calidad y accesible, y han pedido profesores "mejor preparados y especializados" en las materias que imparten, y que el sistema educativo priorice la práctica frente a la teoría.
"Queremos hacer más proyectos prácticos y no tener que traer trabajos de 13 páginas", explica Luis, de 12 años, mientras que Teo, de 12 años, ha puesto de manifiesto su rechazo a la actual carga académica. "Los niños necesitamos más tiempo de ocio", ha defendido.
El UNICEF Comité Español ha apuntado también que los niños solicitan a los políticos más ayudas sociales para las personas con dificultades económicas, ya que creen que la igualdad debe estar presente de forma transversal en diferentes ámbitos, como el deporte o la educación. Además ven necesario trasladar, a través de campañas educativas, el mensaje de que todos los niños y niñas son iguales ante la ley, y deben gozar de los mismos derechos. Los niños consideran que los derechos son las leyes morales básicas de una sociedad.
En relación con crisis de los niños refugiados y migrantes, los menores apuestan por ayudarles. "Los años siguen pasando y la situación incluso va a peor, por ello los gobiernos deben empezar a implementar acciones, dar ayudas y abrir las fronteras que hemos cerrado", exige Celia, de 16 años.
Finalmente, UNICEF Comité Español ha aclarado que estas son algunas de las conclusiones a las que han llegado los 200 niños y niñas, representantes de 49 consejos de infancia de diferentes localidades españolas, tras dos días de trabajo en la ciudad de Santander.