Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El acceso a una vivienda requiere de un gasto del 25,86% del presupuesto familiar, según pisos.com

El acceso a una vivienda es más complicado ahora que hace un año, ya que requiere de un desembolso del 25,86% del total del presupuesto familiar, un 0,51% más que en 2016, según el portal inmobiliario pisos.com.
El aumento de las rentas de alquiler de 652 euros mensuales a los 675 euros es el principal responsable del incremento del gasto. Así lo ha señalado el portal inmobiliario, que también ha puesto de relieve que hacer frente al alquiler medio requiere de una inversión del 30,30% del salario, frente al 28,15% de hace un año.
No obstante, el precio de venta por metro cuadrado ha descendido de los 1.552 euros por metro cuadrado a los 1.526 euros, por lo que para afrontar una hipoteca ahora se necesita hacer una inversión del 21,42% de los ingresos, frente al 22,56% del año pasado.
Para el director general de pisos.com, Miguel Ángel Alemany, aunque la hipoteca suponga un gasto mensual más reducido, "no se debe perder de vista el ahorro previo que exige convertirse en propietario" y que el perfil crediticio para un inquilino siempre será "más laxo" que el de un comprador.
Además, cree que el aumento del precio del alquiler ha provocado que el acceso a la vivienda sea "más costoso" para los españoles, lo que ha provocado una disminución de la capacidad de gasto.
Sin embargo, pisos.com ha destacado que la facilidad de acceso depende de la comunidad autónoma en la que se quiere tener una vivienda. Las mayores diferencias se registran en el alquiler, ya que regiones como Madrid requieren de hasta el 41,70% del presupuesto familiar para pagar la renta mensual, mientras que Aragón únicamente pide el 22,78%.
Al contrario que con el alquiler, para la compra en ninguna comunidad autónoma es necesario más del 30% de los ingresos familiares. Sin embargo, hay diferencias de hasta el 13,65 puntos porcentuales entre comunidades como País Vasco (28,33%) y Navarra (14,68%).