Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El precio de la vivienda usada en España crece un 8% en el primer semestre, según Tecnocasa

Barcelona lidera el aumento con un 9,45% y un 40% de transacciones para inversión
El precio de la vivienda de segunda mano en España ha crecido un 7,99% en el primer semestre, con Barcelona a la cabeza con un 9,45%, según el XXIII Informe sobre el mercado de la vivienda elaborado por Tecnocasa y la Universistat Pompeu Fabra (UPF) con datos de compraventas e hipotecas realizadas por la firma inmobiliaria.
En rueda de prensa, el director del departamento de análisis e informes de Grupo Tecnocasa, Lázaro Cubero, ha explicado que el precio de los alquileres está creciendo en la misma proporción, y también está aumentando la hipoteca media: un 9,8% a nivel estatal y un 10,4% en la ciudad de Barcelona en los seis primeros meses del año, aunque moviéndose en importes de menos de la mitad respecto a los de 2007.
Ha indicado que los precios siguen siendo "interesantes" --son un 52% inferiores a los de 2006 en el conjunto de España-- y las condiciones de financiación muy favorables por los reducidos tipos de interés, a la vez que los vendedores siguen debiendo aplicar descuentos sobre el precio inicial para conseguir vender: en el caso de Barcelona, el descuento medio es del 8,3%, frente al 14% de 2012 pero muy por encima del 5% de entre 2004 y 2006.
El consejero delegado de Grupo Tecnocasa, Paolo Boarini, ha indicado que se mantiene el comportamiento conservador de las entidades financieras para conceder hipotecas: otorgan un 73% del valor de tasación, y "es muy difícil conseguir una hipoteca para una persona con contrato temporal, y un autónomo también tiene sus problemas".
25% DE HIPOTECAS A TIPO FIJO Y BAJO INTERÉS
En Barcelona, las hipotecas a tipo fijo han supuesto el 25% del total en el primer semestre, frente al 56% variable y el 19% mixto, lo que para el catedrático de Economía de la UPF y coordinador del informe, José García Montalvo, es "un cambio significativo en la buena dirección", ya que ha criticado que en ningún otro país sucedía que el 95% de las hipotecas fuese a tipo variable, ya que se trasladaba todo el riesgo ante oscilaciones del tipo de interés al cliente.
Montalvo ha alertado de que el mantenimiento de tipos de interés muy bajos a medio plazo puede tener efectos colaterales negativos al empujar a los inversores hacia la vivienda como activo refugio --con rentabilidades actuales del 5 o 6%--, presionando el mercado al alza --con el riesgo de una nueva burbuja de precios-- y animando a personas mayores a invertir en vivienda cuando se trata de un activo "poco líquido y arriesgado" si cae su rentabilidad.
INVERSIÓN Y ALQUILER
En la ciudad de Barcelona, el 40% de las transacciones actuales son para inversión --la media nacional ronda el 25%--, y el 42% de ellas las realizan extranjeros, con la mayor demanda en el casco antiguo de Barcelona, Poblesec, Eixample y Gràcia.
Preguntado sobre la propuesta del Ayuntamiento de Barcelona de fijar un precio máximo al alquiler para evitar espirales especulativas, Montalvo ha opinado que "no sería la mejor medida" porque favorecería el mercado negro.
Grupo Tecnocasa ha intermediado 4.327 compraventas en España en el primer semestre, un 22% más que en el mismo periodo de 2015, así como 1.445 hipotecas, un 28% más, a través de una red de 465 oficinas (+19,23%) y 2.000 agentes comerciales, con una cuota de mercado en la ciudad de Barcelona del 7,4% según los datos del Ministerio de Fomento sobre compraventas de segunda mano.
Montalvo ha indicado que, pese a que el sector inmobiliario está creciendo con porcentajes llamativos, las cifras absolutas son de menos de la mitad que antes de la crisis en todos los parámetros, y ha ejemplificado que el número de transacciones en España está todavía al 40% respecto a las cifras del 'boom'.